No se ha detenido a ningún capo; ya no hay guerra contra el narco: AMLO

El Gobierno Federal detectó al Cártel de Santa Rosa de Lima, vinculado al robo de combustible

El presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que en su gobierno ya no hay una guerra oficialmente contra el narcotráfico, afirmando que las acciones de su gobierno, serán dirigidas a regresar la paz en el país.

A pesar que en la mañanera de este miércoles se informó de la participación de un cártel en el robo de combustible, el primer mandatario insistió que su gobierno no se combatirá la violencia con más violencia.

"No se han detenido a capos porque esa no es nuestra función principal sino garantizar la seguridad pública ya no es los operativos… lo que buscamos es que haya seguridad que podamos disminuir el número de homicidios diarios y robos, que no haya secuestros eso es lo fundamental no lo espectacular, no hay guerra oficialmente ya no hay guerra, nosotros queremos paz, vamos a conseguir la paz".

Y es que previamente el secretario de Marina, José Rafael Ojeda, informó que se detectó la participación del Cártel de Santa Rosa de Lima, en el robo de combustible en un poblado del poblado de San Salvador Torrecillas en Guanajuato.

"El Cártel de Santa Rosa de Lima estaba convocando a sus agremiados, vamos a decirles así, para la distribución de hidrocarburo en el predio ese llamado "El Hoyo", al tener esa información de inteligencia, Ejército y Marina nos pusimos de acuerdo para trasladarnos al área… eran alrededor de 40 pipas que estaban en ese predio… logramos llegar al lugar a pesar de los bloqueos carreteros y del personal, se sigue todavía la averiguación judicial".

Indicó que la investigación de esas tomas clandestinas, serán trabajadas con personal de Pemex, Ejército, Marina y la Policía Federal. Por otro lado dio a conocer el robo del hidrocarburo en la mar, en Dos Bocas, Tabasco. El buque Imloa se abasteció de combustible, del 22 al 24 de enero para brindar diesel el 26 y 27 a los busques Winchester y Charters. Sin embargo indicó el titular de Marina, las operaciones entre Imloa y Winchester, se hicieron en mar y no en los muelles debidos.

"En el buque Winchester se encuentra en proceso de obtención de su certificación de seguridad ante las autoridades marítimas… no se puede dar más información, la fiscalía ya está actuando, se encuentran detenidos los dos capitanes de los buques y entre nueve y diez elementos de ambas tripulaciones".

Refirió que otras irregularidades registradas fueron en el registro de la bitácora de navegación y de combustibles, así como de la medición realizada en sus tanques, además que de un total de 880 toneladas de combustible, 253 se localizaron en tanques que deben usarse para agua del mar.

Cargando