Los otros incendios por tomas clandestinas en Tlahuelilpan, Hidalgo

Casas, bodegas, camiones y tomas clandestinas han ardido por las operaciones del huachicol

Los pobladores de Tlahuelilpan, Hidalgo, ya se han visto amenazados por las llamas en tomas clandestinas antes de aquel viernes 18 de enero cuando ocurrió la gran explosión que cobró la vida de casi una centena de personas y dejó más de 50 heridos, de acuerdo con el último reporte.

Las operaciones de los señores del huachicol por lo menos han causado 6 incendios durante 2017 y 2018. Debido a fugas manipuladas por huachicoleros se reportaron 3 siniestros en cada año.

LOS INCIDENTES DURANTE 2018

Apenas el 17 de diciembre, casi un mes antes, las llamas se desataron en este municipio de Hidalgo a causa de una toma clandestina donde 3 camionetas abandonadas con huachicol quedaron calcinadas. Por fortuna ninguna persona resultó lesionada.

Aquél día las llamas alcanzaron casi 10 metros. El peligro que se corre por ordeñar el ducto Tuxpan - Tula era evidente con aquel incendio que arrasó con todo lo que tenía a su alrededor.

Un mes antes de este incidente, en el municipio vecino de Tlaxcoapan un incendió acabó con la vida de una persona en el sitio de una toma clandestina.

El segundo siniestro del que se tiene registro sucedió el 8 de noviembre por la noche. La carretera Tlaxcoapan - Tlahuelilpan ya tenía en su historial cierres viales para controlar fuego en el ducto. Personal de protección civil, Pemex y los bomberos pudieron sofocar el desastre.

De nueva cuenta, junto a la “zona cero” fueron localizadas 4 camionetas calcinadas, una de ellas con un contenedor de 1000 litros. La llamarada de 20 metros de altura se podía apreciar desde los municipios aledaños. Para responder a la situación, los bomberos esperan a que Pemex baje totalmente la presión para iniciar el cierre de la toma ilegal. En ocasiones el remanente de combustible puede ocasionar que el fuego se reactive.

El 26 de junio, los pobladores que recolectaban combustible por una toma clandestina volvieron a estar bajo riesgo por tercera vez en el 2018. Afortunadamente nadie resultó herido pues las flamas nunca alcanzaron a la gente recolectando hidrocarburo.

En el municipio vecino de Tetepango, el 3 de febrero unidades de emergencia municipales acudieron en apoyo para sofocar las flamas de un ducto picado. Tres funcionarios resultaron heridos en el lugar, entre ellos el director de Protección Civil de Tlahuelilpan. Aquella noche los bomberos trabajaron durante 16 horas para sofocar las llamas.

DESASTRES EN 2017

El 2017 fue un año más agitado para personal de Pemex, Protección Civil y los bomberos de este municipio sureño de Hidalgo y los aledaños. Durante este año tuvieron que responder a 4 situaciones de emergencia.

El 13 de noviembre un ducto de Pemex manipulado por huachicoleros se quemó. La lumbre se salió de control alcanzando una camioneta que estaba cerca del lugar, la cual quedó completamente calcinada. Por fortuna no se reportaron heridos.

Un incendio de menor intensidad ocurrió el 8 de julio, en medio de una zona de matorrales se levantaba una espiga de tonos rojizos y naranjas. Se presume que la lumbre que apenas sobresalía en el lugar fue causada por una toma clandestina.

El tercer incendio del que se tiene conocimiento se desató el 17 de mayo. La lumbre se salió de control alcanzando varios metros de altura. En apoyo a las unidades de emergencia municipales, acudieron bomberos de Mixquiahuala, su vecino del norte.

BODEGAS INCENDIADAS Y CARROS CALCINADOS POR HUACHICOLEO

Además de estos incidentes, el peligro del huachicoleo se extiende hasta las vialidades o la zona urbana debido a que el combustible robado se enciende poniendo peligro a los habitantes de Tlahuelilpan.

En el municipio hidalguense hay bodegas dedicadas a su almacenamiento o incluso viviendas habilitadas para su venta. Debido a que éstas no reúnen las condiciones apropiadas para guardar combustible tienden a arder y quedar reducidas a escombros carbonizados.

El 5 de enero de 2019, unos días antes de la gran explosión del ducto, una bodega estalló en la localidad de Cerro de la Cruz. En esa ocasión, los habitantes salieron con cubetas para controlar la lumbre y evitar que se propagara a casas vecinas.

Aunque no en esos incidentes no se han reportado vidas que lamentar durante el 2018, los cuerpos de emergencia sí han tenido que atender a vecinos por crisis nerviosa.

También son frecuentes los casos de camiones con hidrocarburo ordeñado que en medio de las vialidades de Tlahuelilpan se prenden. Los huachicoleros los dejan abandonados.

Cargando