Presidentes municipales demandan Guardia Nacional pero sin mando militar

Pugnan por un mando civil, con carácter temporal y que tome en cuenta las necesidades de los municipios

Presidentes municipales y organizaciones que integran a los más de 2 mil 500 alcaldías de todo el país, se pronunciaron en contra de que la Guardia Nacional tenga un mando militar y expresaron su preocupación por una posible invasión de funciones a los gobiernos locales por parte de dicho cuerpo de seguridad.

Durante el segundo día de audiencias que organiza la Cámara de Diputados para enriquecer la propuesta que crea la Guardia Nacional, los ediles advirtieron sobre el riesgo de desparecer a las corporaciones policiacas municipales y un recorte a los recursos destinados a la seguridad de los municipios, que contempla la iniciativa, cuando en realidad lo que se necesita es invertir más en policías y equipo para su fortalecimiento.

Pugnaron por una Guardia Nacional con mando civil, con carácter temporal y que tome en cuenta las características y necesidades de cada uno de los municipios. De hecho, hicieron un llamado a no desplazar a las policías municipales.

Por ejemplo, la presidenta del municipio de Puerto Morelos, Quintana Roo, y de la Conferencia Nacional de Municipios de México, Laura Lynn Fernández, consideró que no debe concentrarse en el poder en un solo cuerpo policiaco con mando militar en detrimento de las corporaciones policiacas locales, porque eso significaría un retroceso.

"No se puede comulgar con una estrategia centralizadora, que otorgue todas las competencias, todos los recursos, todos los instrumentos de seguridad a un cuerpo militarizado que claramente representa un riesgo para los derechos ciudadanos para desviar la vocación de las fuerzas armadas y establecer al ejército en las calles de nuestras ciudades de forma permanente".

Otro de los 20 munícipes que participaron este miércoles en las audiencias públicas en torno a la Guardia Nacional, fue el alcalde de Huixquilucan, Estado de México y presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes, Enrique Vargas del Villar, se pronunció por una Guardia Nacional con mandó civil.

"Decimos sí a la Guardia Nacional pero garantizando el cumplimiento de las siguientes condiciones que hagan viable su implementación: uno, la Guardia Nacional tiene que ser encabezada por un mando civil y no por un mando militar; dos, que sean respetadas las competencias de los órdenes de gobierno en materia de seguridad púbica".

Los presidentes municipales exigieron que en el dictamen legislativo que da pie a la Guardia Nacional no queden sometidas las presidencias municipales al mandato castrense del nuevo cuerpo de seguridad nacional, sino que haya una plena coordinación en la lucha contra la criminalidad.

México necesita un plan efectivo de seguridad que facilite la paz y no un experimento que fracase una vez más, aseveraron los líderes de alcaldes.

Cargando