¿Crees que el aire después de beber embriaga más? Dile adiós a ese mito

Descubre lo que en realidad le ocurre a tu cuerpo

Si has escuchado eso de que a alguien le pegó el aire y por eso se embriagó, en el fondo sólo existe una mentira.

Muchos dirán que es verdad, pero sólo se trata de una creencia muy extendida entre la gente.

La realidad es que la función termo-regulatoria del corazón, ante los cambios de temperatura, bombea sangre con mayor velocidad para calentar el cuerpo.

Al estar la sangre saturada de alcohol, el cerebro está más expuesto a los síntomas de la intoxicación etílica.

¿Cómo intoxica el alcohol nuestro cuerpo?

La manera en la que corren las bebidas alcohólicas por nuestro cuerpo no es distinta de la forma en que fluye el agua corporal internamente.

Comprobado: el alcohol te ayuda a hablar mejor un nuevo idioma

Las sustancias etílicas se absorben en su mayoría a nivel intestinal, se distribuyen por el cuerpo a través del torrente sanguíneo y se metabolizan.

La sangre con el alcohol es bombeada por el corazón y circula por el cuerpo hasta alcanzar el cerebro.

En el hígado es donde se metaboliza la mayor cantidad de alcohol ingerida por la vía oral, es por ello que beber frecuentemente sobrecarga este órgano y genera múltiples padecimientos.

Cargando