La historia del hombre que fingió su muerte para desenmascarar a su esposa

Sólo 3 años le duró la felicidad a este matrimonio por esta razón

Ramón y María Sosa se conocieron en un bar de música salsa en el 2007. Él era un boxeador amateur puertoriqueño y dueño de un gimnasio y ella era una instructura de kick boxing mexicana. Como hubo gran afinidad entre ambos, Ramón le pidió que trabajara en su gimnasio y al poco tiempo se casaron. Sin embargo la felicidad duró poco, pues a los 3 años ella le pidió el divorcio.

Lo que no conocía Ramón era el lado oscuro de su esposa, quien llegaría hasta el grado de querer matarlo para quedarse con todo lo que había construido. Pero ella cometió un grave error que irónicamente le salvó la vida a Ramón.

María buscó ayuda para contratar a un asesino a sueldo para que matara a Ramón. Sin embargo, ella no se dio cuenta que la persona a la que contacto era un amigo del hombre al que había ayudado a dejar las pandillas.

Ve el desenlace de esta historia de Impacto.

Cargando