¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

@WRADIOMEXICO

El Taj Mahal en peligro de desaparición

El tiempo ha dejado huella en este recinto considerado Patrimonio de la Humanidad

Uno de los monumentos más representativos de la India es el Taj Mahal, construido entre 1631 y 1654 en al ciudad de Agra ubicada en el estado de Uttar Pradesh, India a orillas del Río Yamuna.

Fue edificado por orden del emperador, Shah Jahan de la dinastía mogol en honor a su esposa, Arjumand Banu Begu mejor conocida como Mumtaz Mahal quien perdió la vida a dar a luz a su décimo cuarto hijo. Su construcción estuvo bajo la supervisión del arquitecto de la corte, Ustad Ahmad Lahori.

Se dice que el mármol con el que se hizo esta edificación fue traído desde Rajastán por lo que una de sus características es que puede ser camaleónico y por las mañanas la apariencia de éste es de color rosa, por la tarde se puede ver blanco y una vez caída la noche se puede apreciar lechoso.

Este recinto ha sido visitado por diversas personalidades como: El presidente de Francia, Emmanuel Macron y su pareja Brigitte, La princesa Diana de Gales y el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, entre otros.

A pesar de que la UNESCO le otorgó la condición de Patrimonio de la Humanidad en 1983 el recinto ha comenzado a perder su brillo y esplendor pues las grietas de la construcción son mayores y profundas. Incluso se dice que debido a fuertes vientos dos pilares exteriores cayeron.

Es por esto que el ambientalista, MC Mehta decidió presentar una petición ante el Tribunal Supremo de la India solicitando apoyo para el rescate del Taj Mahal.

El también abogado puntualizó que el recinto debería ser protegido, de lo contrario propone el cierre del mismo, incluso hasta demolerlo.

Muchos han criticado la propuesta hecha por MC Mehta, pero lo cierto es que hasta el momento las autoridades correspondientes en la India no han hecho lo suficiente para mantener esta construcción considerada por el poeta y filósofo bengalí, Rabindranath Tagore, como una lágrima en la mejilla del tiempo.

Cargando