¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

@WRADIOMEXICO

[Video] "Dragoncito azul", otra especie mexicana en peligro de extinción

Habita principalmente en los estados de Puebla y Veracruz

Conocido como "Dragoncito azul" es un lagarto que se encuentra al sur de la Sierra Madre Oriental en México, se caracteriza por tener el cuerpo escamoso perteneciente al subgénero Abronia, especie que vive en los bosques.

Habita principalmente en los estados de Puebla y Veracruz la mayoría son de color verde, aunque existen también azul turquesa en su hábitat natural.

En una publicación en Reddit alcanzó un gran impactó por  su color llamativo donde miles de Internautas interactuaron con su fotografía, alcanzó más de 127,000 visitas y recibió cerca de 1,300 comentarios tras 24 horas de haber sido publicada.

Una especie mexicana en peligro de extinción

Natalia Fierro, hipertóloga del Instituto de Biología de la UNAM explica que es muy difícil encontrar ejemplares color turquesa esto se debe a una alimentación especifica que les proporciona esta coloración. "Aún no se sabe a qué se debe, pero cuando son llevados a cautiverio pierden la tonalidad azul y se vuelven opacos", comentó.

Especie que se encuentra en peligro de extinción debido a su llamativo color, se añadió a la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza desde marzo de 2007. Sus principales amenazas se debe porque piensan que es un reptil peligroso y no dudan en matarlo. "Muchas personas creen que son venenosas por su color azul y por su lengua negra, pero no representan ningún peligro", dice Fierro.

También te puede interesar: León agradece a su amigo que lo defendió del ataque de 20 hienas

Por otra parte esta especie tiende hacer utilizada por tráfico ilegal entre México y Europa, aunque no existe un número preciso de cuántas lagartijas pudieron ser vendidas de modo ilegal dentro o fuera del país, se llega a pagar cerca de 7,000 pesos mexicanos por un ejemplar.

La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente en el aeropuerto de Colonia en Alemania en 2016 pudo recuperar cuatro ejemplares, entre 2005 y 2017 se dio a la tarea de asegurar 97 especies.

Especialistas de la UNAM recomiendan no comprar este tipo de reptiles, aunque pueden estar en cautiverio, estos no son mascotas, además de que pierden su coloración y se pone en riesgo su supervivencia.

Cargando