¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

@WRADIOMEXICO

¿Sabías qué un chicle en el suelo genera hasta 70 mil bacterias y hongos?

Conoce una nueva campaña para evitar que los chicles sean arrojados al piso

Por Octavio García

México.- De acuerdo a cifras del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, en un radio de cinco calles del Centro Histórico se han retirado un total de 200 mil chicles masticados y pegados en el piso y para retirarlos se tienen que invertir en promedio 2.50 pesos por cada pieza lo que representa un gasto oneroso para la ciudadanía, dijo su presidente, Luis Wertman Zaslav.

“Cada moneda negra que vemos en el piso y que tan importante es subir la vista como bajarla y ver lo que está en el suelo, empezamos a darnos cuenta que en una calle como lo que es esta calle peatonal, probablemente una de las más transitadas del mundo, tenemos arriba de 200 mil chicles pegados y esos chicles somos nosotros como ciudadanos lo que los tiramos”, dijo el presidente del Consejo Ciudadano de la CDMX.

Y es que, por cada goma de mascar arrojada al piso, se generan hasta 70 mil bacterias y hongos, según datos de la Secretaría de Salud local.

Al poner en marcha la campaña “El Chicle al Bote”, en la calle de Madero del Centro Histórico el director de la categoría de gomas de mascar y caramelos Trident, Luis Lazcano informó que para tal acción se colocaron 75 contenedores en postes de luminarias distribuidos por la autoridad del Centro Histórico de la Ciudad de México, con el fin de captar los desechos de goma de mascar y poder reciclarlos para construir más contenedores a partir de los chicles que se vayan reciclando.

 

“Una prueba piloto que consiste en la colocación de 75 botes especiales para colocar la goma de mascar, colocados principalmente en el Centro Histórico aquí en la calle de Madero, cuyo objetivo es procesar y reciclar nuevamente la goma de mascar con el objetivo de seguir promoviendo la conciencia en la gente y construir más botes de basura a partir de los chicles que vamos reciclando”, dijo el ejecutivo de la empresa Trident.

De esta manera, una vez por semana se removerán los chicles recolectados y serán enviados al centro de acopio de Terracycle en Monterrey nuevo León, para ser reciclados y convertirlos otra vez en materia prima.

 El Instituto de la Juventud de la Ciudad de México estará activando la acción mediante la incorporación de jóvenes en cada uno de los contenedores, llevando a cabo la socialización, sensibilización y medición de la acción en el espacio público.

La acción se llevará a cabo en las calles de Francisco I. Madero, 16 de Septiembre, República de Argentina, Seminario y Pino Suárez, por espacio de dos meses en los que se espera retirar de esas calles un millón de chicles.

Cargando