¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El arrasador triunfo de AMLO, inicia una nueva era

!Amor con amor se paga¡ arenga

A la media noche de ayer los simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador soltaron al tigre, pero para pasearlo y celebrar el triunfo del tabasqueño, el ideático, el romántico, el de la república amorosa, el necio, el izquierdista, el peje.

López Obrador conquistó lo que en 18 años no pudo, la Presidencia de la República Mexicana. ¡La tercera fue la vencida para este hombre de 65 años de edad, el más viejo de los presidentes mexicanos después de Porfirio Díaz e igual que Juan N. Álvarez.

Andrés Manuel López Obrador, amante de los tacos de carnitas, barbacoa y chicharrón, y de cuanta "garnacha" se encuentra en el camino, el puntero de principio a fin, madrugó a todos; se madrugó a todo un sistema, se madrugó a sus contrincantes, se madrugó a los de la casilla donde acudió a votar por Rosario Ibarra en honor a su lucha social.

El llamado hijo de Macuspana, Tabasco, inició su jornada desde las 7:20 de la mañana de este 1 de julio cuando llego a votar y a un no habían colocado ni la mesa, ni las mamparas para recibir los sufragios, y entonces, qué más da esperar casi una hora, ¡si había esperado casi dos décadas!

Pero 17 horas después, a la media noche, ya estaba gritando ¡viva México!, ¡viva México!, con el triunfo en la bolsa ante un zócalo abarrotado. Desde ahí, llamó a la reconciliación nacional, y a la reconstrucción social: "!no les voy a fallar¡", arengó una y otra vez.

Antes de su arribo a la plaza de la Constitución, al corazón de la capital, cuando ya había hablado hasta con el presidente Enrique Peña Nieto, con mandatarios extranjeros, cuando el INE reconoció su triunfo y sus contrincantes, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y el Bronco, su derrota, desde, el hotel Hiltón en la Alameda Central, de traje y acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez y sus cuatro hijos, prometió que su régimen no será una dictadura.

Desde que cerraron las casillas, la multitud comenzó a concentrarse en las oficinas de la López Obrador, en la colonia Roma, él fue cuidadoso de no salir para no infringir la ley, pero para las 9:30 de la noche, cuando los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón, cuando el mismo Donald Trump, habían emitido comunicación para felicitarlo, se asomó por el balcón de la casa, se entonó el Cielito Lindo, y se arreciaban las ovaciones de la noche, lo mismo cantaba y bailaba la señora de la tercera edad, que los jóvenes y el niño que tocaba los trompetines y matracas, ondeando la bandera.

Todo por alcanzar lo que él llama una República Amorosa, por la que no solo ganó, sino arrollo y desbordó aquella frase que le escuche decir desde el 2003 cuando era jefe de gobierno de la Ciudad de México, ¡amor con amor se paga!

 

Cargando