¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¡No me acostumbro!: Niñas mamás

México ocupa el primer lugar en embarazos de niñas y adolescentes en América Latina

¡No, no, me acostumbro! "Es bonito ser mamá pero siendo tan chica no", fue lo primero que me dijo esta niña de 14 años, que me pidió que le llamara Paulina.

Me la encontré a un costado del Monumento a la Revolución, aquí en el centro del país, con un bebé en brazos que hacia la siesta y una mochila escolar rosa, sin libros, sin cuadernos, sin sueños, sin lunch, pero llena de pañales, una mamila y un chupón, un pedazo de pan.

Delgada, muy delgada, tés blanca, cabello corto castaño, pareciera de 17 pero tiene 14, había ido a pedir trabajo en una cocina económica, 500 pesos a la semana, le dijeron y lo está pensando, es muy poco para todo el día, me explicó.

Esta niña mamá me contó su historia, "y quise vivir muy rápido, y la curiosidad, y la desinformación".

Tuvo relaciones sexuales con un compañero de la secundaria que se fue al enterarse del embarazo, la abandono, él también dejo la escuela.

"Siento bonito ahora que ya empieza a hablar y me dice mamá pero no me acostumbro, quisiera volver a la escuela pero ya no puedo", aseveró.

Paulina forma parte de las cifras que llevan a México a ocupar el primer lugar en embarazos entre niñas y adolescentes en América Latina. Uno de cada cinco embarazos en nuestro país es de menores de edad.

Cuando esta chica despertó de un desmayo, durante la clase de Educación Física y frente a su madre le dijeron que estaba embarazada, a un tenía 12 años, sintió que su corta vida se venía abajo, sudó frío, palideció y rompió en llanto.

Casi todo el embarazo la pasó en cama, porque se sentía mal, no aguantaba el peso de cómo le iba creciendo el vientre, luchaba para no regresar la comida, para no vomitar, ver como su cuerpo se trasformó, se le hinchó la cara, los pies, las manos, no podía ni caminar.

Los ojos color aceituna de Paulina se llenaron de lágrimas al contarme que a un conserva sus juguetes de niña, que quisiera volver a la escuela, la hora del recreo, carcajearse de todo, sin preocupaciones, pero ya no, ya no es igual.

Paulina es hija única, sus padres están separados y me insistió en que ha tenido que crecer más pronto de lo que hubiera querido, ya no es igual dice, cuando otra vida se recarga en ti.

El doctor Alejandro Rosas del Instituto Nacional de Perinatología, de la Unidad de Investigación en Medicina del Adolescente indicó que México está en alerta por embarazos en menores de edad. La organización Mundial de la Salud considera a un adolescente entre los 10 y 19 años de edad.

El investigador de la Secretaria de Salud, reiteró que esta población no está preparada para ser mamá ya que las adolescentes todavía están en la etapa de crecimiento y desarrollo, por lo que el riesgo de aborto, parto pre termino, bajo peso de los bebes y la muerte materna está latente todo el tiempo.

Entre los estados con mayor incidencia en embarazos de adolescentes se encuentran Guerrero, Nuevo León, Chiapas, Coahuila, Durango, Tabasco, Sonora, Tlaxcala, Baja California, Colima, Querétaro y Yucatán.

¿Qué hace una niña cargando y criando a otro niño? La realidad mexicana en este 10 de mayo. ¡Todas las mamás son celebradas!.

Cargando