¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Maestros protestan contra reforma educativa y destruyen instalaciones públicas

Un día antes extorsionan a automovilistas en Autopista del Sol

Las oficinas, su mobiliario, equipos de cómputo, biblioteca y cristales del recinto del Poder Legislativo en Guerrero fueron destruidas y vandalizado por un centenar de maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), cuyos cabecillas, Arcángel Ramírez Perulero, Gerardo Parra Gerónimo, Roberto Morales Rodríguez, Jorge Basilio Urbano, José Manuel Venancio Santiago, irrumpieron de manera violenta en el Congreso del Estado al realizar una marcha bajo el pretexto del "Día del Trabajo".

Al medido día de este 1 de mayo, los maestros de la CETEG, marcharon desde la Alameda "Granados Maldonado" en Chilpancingo, para dirigirse al sur de la ciudad y a su paso por el Congreso del Estado, decenas de estos maestros, con pasamontañas o camisetas ocultaron el rostro e irrumpieron en las instalaciones del Congreso del Estado, donde realizaron los actos de vandalismo y pintarrajearon esas instalaciones legislativas.

De acuerdo con videos y fotografías difundidas por medios locales, los maestros de la CETEG, violentaron, con palos, varillas y piedras, y tomaron equipo de oficina para arrojarlos contra las puertas de cristal y equipo de cómputo, como parte de un plan de acción nacional de parte de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) que cuenta con acciones radicalizadas en Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Guerrero.

Los maestros que vandalizaron la biblioteca y el Congreso de Guerrero, afines al candidato Andrés Manuel López Obrador, demandaron no votar por el PRI en las próximas elecciones del 1 de julio.

Después de los actos vandálicos, los maestros de la CETEG y CNTE, se concentraron en el acceso de la Autopista del Sol a la altura del Parador del Marqués en el lado sur de la Capital, Chilpancingo, para bloquear ambos carriles con el propósito de afectar a los turistas de distintas partes del país que regresan del puente vacacional del Día del Trabajo.

Un día antes, los maestros de la CETEG, tomaron las casetas de peaje a la altura de La Venta en Acapulco y Palo Blanco en Chilpancingo, extorsionando a los automovilistas, la mayoría turistas procedentes de la Ciudad de México con 50 pesos por unidad a cambio de permitirles seguir circulando.

De acuerdo con personal de las casetas de cobro de la Autopista del Sol, los maestros recabaron poco más de medio millón de pesos por la toma ilegal de esas casetas, mientras que los automovilistas quedaron en la indefensión en caso de accidente debido a que carecieron de la boleta de pago de peaje que la aseguradora exige en caso de accidente

Cargando