¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cancelar nuevo aeropuerto, una barbaridad: Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México

Se perderían 120 mil millones de pesos

Cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) sería “una barbaridad”, pues se perderían 120 mil millones de pesos de inversiones ejecutadas y programadas, además del pago de demandas por daños y perjuicios, cancelación de créditos internacionales, la liquidación de más de 70 mil trabajadores, sin contar con el desprestigio que acarrearía México por incumplimiento de los 321 contratos.

Así lo aseguraron Francisco Patiño Márquez, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, a cargo de la obra, y el Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, quienes en conferencia de prensa, pintaron un negro panorama en caso de concretarse esa pretensión del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, pues insistieron que el sitio donde se construye el nuevo aeropuerto es el idóneo y técnicamente el mejor, a diferencia del de la base aérea de Santa Lucía, que traería enormes riesgos para los pasajeros.

Federico Patiño, explicó que este proyecto está blindado contra todo acto de corrupción, pues todo es público y de manera trasparente “como una caja de cristal”. Es más, sostuvo que el próximo gobierno no quedará endeudado, como afirma López Obrador, pues se trata de una obra autofinanciable con el pago de impuestos aeroportuarios y con los fondos de pensiones en un 45 por ciento.

“Se trata de un esquema de financiamiento innovador que permite a los fondos de pensiones invertir en proyectos de infraestructura largo plazo en línea con las mejores prácticas internacionales. Que quede muy claro, la próxima administración no enfrentará presiones financieras para terminar la construcción den nuevo aeropuerto, porque no representa deuda pública, ni cuenta con la garantía del gobierno federal, así el nuevo aeropuerto se financia sin presionar las finanzas públicas y se mantiene como un patrimonio de todos los mexicanos”.

En tanto, el vocero gubernamental, Eduardo Sánchez Hernández, recalcó que además de los 120 mil millones de pérdidas que tendría el país por la cancelación del proyecto, se perderían también las 450 mil plazas de empleo que generaría el nuevo aeropuerto en los negocios comerciales y demás empresas que estarían ubicadas en dicha terminal pues ya no tendrían la oportunidad de recibir más turistas

“Esto sin contar la enorme pérdida del punto de vista social y de reputación en México, de que ante todos los inversionistas extranjeros que han apostado a México y a esta obra, pues ya no habría crédito para México. México no tendría crédito si por una razón que no es jurídica se hiciera una cancelación como ésta. Y con los datos que nos ha dado Federico Patiño, no es difícil concluir que cancelar el proyecto del nuevo aeropuerto sería una barbaridad”.

Tanto el director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, como el vocero presidencial negaron haber recibido hasta ahora alguna invitación de Andrés Manuel López Obrador, al encuentro que propuso el tabasqueño con empresarios y funcionarios del actual gobierno para revisar los contratos del nuevo aeropuerto

Cargando