Ella es la primera niña transgénero en México que cambió de identidad

Conoce la historia de Sophía

Con solo seis años de edad, Sophía ya hizo historia en México convirtiéndose en la primera niña transgénero en México que pudo cambiar oficialmente su nombre y su género en su acta de nacimiento sin necesidad de ir a un juzgado.

En sus primeros años de vida, Sophía tuvo una vida muy difícil, ya que al nacer como niño, siempre mostró preferencias en actuar como una niña. Cuando tenía un año y medio, fue la primera vez que su madre vio estas señales: se emocionó cuando le quitaron los pantalones y le cambiaron a una bata. “Mami me pusieron un vestido” cuenta la madre de Sophía.

La emotiva carta de un actor porno a su hija transexual

Por ende, en su primera infancia siempre fue el hazmerreír de todos. Sus compañeros se burlaban cuando decía que quería disfrazarse de Elsa, la de Frozen. En su escuela no aprobaban su comportamiento y sumaron a la familia a que el entonces niño debía pasar tiempo con su padre para hacer “cosas de hombres” como jugar fútbol, cosa que le llevó a estar muy triste al punto de decirle a su mamá que “no quiero ser un niño, quiero ser una niña”.

A raíz de esto, la madre buscó en internet y encontró una palabra que era desconocida para ella: “trans”. Con esa información contactó al colectivo Ser Gay y en la primera asesoría que tuvieron se dieron que en realidad su hijo era una niña.

A pesar del temor de la familia, su apoyo fue muy importante a la hora de ayudar a Sophía a ser la niña que siempre quiso. Sin embargo, es su escuela se opuso a pesar de un dictamen favorable de la Comisión de Derechos Humanos estatal. Por esta razón, Sophía cambiada de escuela, donde todos sus compañeros y profesores la aceptaron como tal.

Sophía pudo iniciar el proceso para el cambio de identidad a través del Registro Civil de la Ciudad de México con el apoyo del Litigo Estratégico en Derechos Sexuales y Reproductivos (Ledeser) y Ser Gay sin necesidad de pasar por un juez, ni médico, ni psicólogo. Y el pasado 22 de julio, Sophía ya tuvo en sus manos su nueva acta de nacimiento.

Hoy en día ya Sophía vive feliz siendo niña trans, juega con muñecas, se disfraza y ya no tiene la frustración en su cabeza el dilema de “¿Por qué nací siendo niño?”

Cargando