¿Sabías que los procesos de ansiedad están relacionados con la mala alimentación?

Sientes taquicardia, dolor de oídos, visión borrosa, boca seca, sudación fría y malestar generalizado. Aguas, podrías estar comiendo muy mal y tu cuerpo te reclama

La ansiedad es un proceso relacionado con algunas carencias emocionales o físicas de nuestro cuerpo.

Es muy importante disminuir el consumo de sal, azúcar, alcohol, grasas saturadas, comida chatarra y sobre todo ayunos prolongados, que provocan que tu cuerpo sea más lento en procesar alimentos y sobre todo deje de hacer conexiones cerebrales óptimas.

La concentración, los buenos resultados, las buenas ideas y resultados de cada día están vinculados a la cantidad de alimentos que nutren nuestro cuerpo.

Si notas que cuando dejas de comer por muchas horas se te seca la boca y comienzas con una sensación de temblor y palpitación acelerada es el momento de darle alimento a tu cuerpo.

Aunque la ansiedad está relacionada con los atracones, también es importante que mantengas la gasolina del cuerpo en buen estado.

Visita al nutriólogo y si tienes episodios de estrés, ansiedad e insomnio utiliza una terapia que permita encontrar la llave que abre una puerta de angustia y que intoxica tu vida alrededor.

Cargando