¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"La Pulga", el rescatista que salvó vidas en Álvaro Obregón y Ámsterdam

Ver por televisión el rescate de los niños del Colegio Rébsamen, fue lo que motivó a Juan Ramón Santos, a venir ayudar a la CDMX

Por Zaira de la Rosa

Juan Ramón Santos "La Pulga" es un rescatista voluntario que vino desde Guadalajara y ayudó a salvar a una persona con vida y a sacar varios cuerpos de los escombros de edificios colapsados en Álvaro Obregón 286 y Ámsterdam 25, por el sismo del pasado 19 de septiembre.

"La persona que saqué en Álvaro Obregón estaba viva. Yo me sentí con una felicidad indescriptible que fue lo que me motivó a seguir. Cuando me metí a las ruinas me fui a puras tientas, escuché que una persona se empezó a quejar, le empecé a hablar y me comenzó a responder. Me costó un poco de dificultad sacar a la persona porque era más que grande que yo, aún así el objetivo era salvarlo", contó.

En entrevista para Triple W, el rescatista que mide 1.50 y pesa 45 kilogramos, y que también es conocido como "El Fontanero Solidario" por el oficio que ejerce, platicó que en algún momento sintió temor de meterse por los huecos, por miedo algún derrumbe, pero recordó que su motivo principal para venir a ayudar a la Ciudad de México, fue al ver por televisión el rescate de los niños del Colegio Enrique Rébsamen.

"Yo tengo acceso a lugares muy estrechos, o sea que mis instintos eran de agilidad y de odio, eran los que más me ayudaba. Fue en Álvaro Obregón donde me dio miedo porque nadie se quería meter y no traía casco, ni protección, ni líneas de vida, no llevaba absolutamente nada; pero puse mi mente en blanco, me persigné y para adentro. Lo importante era ayudar", señaló "La Pulga".

"En Ámsterdam rescaté un cuerpo, me sentí triste por la situación de los hermanos de México pero también me dio fortaleza para volverme a meter".

Cargando