¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¡Todos somos chismosos!

Muchos no se atreven a reconocerlo, pero todos hemos dicho un chisme en nuestras vidas

Según el diccionario el chisme está definido como”un comentario o noticia no verificada que circula entre la gente, generalmente de carácter negativo”, a esa definición le añadiremos que puede ir pasando de boca en boca haciéndose más grande y variará su versión dependiendo de la persona que lo propague ¿Estás de acuerdo?

Muchos tal vez respondieron con una sonrisa nerviosa porque alguna vez en su vida dijeron un chisme o fueron víctimas de uno. Y es que en general, casi todo el mundo lo toma como algo pasajero pero pocas veces se piensa en el impacto que puede tener propagar un rumor sobre la vida de alguna persona, revelar o compartir con personas de poca confianza datos de la vida íntima de alguien que, aunque no sea cercana a ti, puede ser perjudicial en su vida.

¿No lo habías visto de esa manera? No te preocupes, aún estás a tiempo y aquí te compartimos algunas razones por las que nos atrae tanto hablar del otro o ser parte de un chisme:

- “A mayor nivel de estrés, mayor gusto por el chisme”

Dice la psicóloga mexicana Angélica Olivares. Un ejemplo claro de esto es cuando llegas a casa después de un día de arduo trabajo, prendes la televisión en los programas de espectáculos y tus músculos empiezan a relajarse. Estar pendiente o saber sobre la vida de alguien más, ya sea la señora de tu cuadra o algún famoso, hace que te distraigas del día muy pesado que tuviste en tu lugar de labores.

- “Lo tengo que contar, no puedo quedarme con esto dentro”

Esta es la excusa más común que hemos usado antes de decir un chisme y va acompañada de la frase “Te lo cuento, pero no se lo vayas a decir a nadie”, y después de sentirte desahogad@ recuerdas que basta con que lo sepa alguien más para que lo sepa todo el mundo. De todos modos ya lo hiciste y esa “paz” emocional que sientes no te la quita nadie, ya que el quedarse con algún secreto con el tiempo te aprieta el pecho y hasta entras en una extrema ansiedad.

¿Te consideras una persona enojona?

- Sientes “consuelo”

Para nadie es un secreto que un chisme puede tener entre una a cien versiones distintas, una más fantasiosa que la otra y curiosamente es esa historia la que más nos gusta contar ¿Por qué? Porque nos eleva la autoestima, desarrolla más nuestra imaginación que hace que muchas personas olviden su soledad y logren encontrar un “consuelo”. Es una manera de decir “Esa persona está peor que yo”, nos hace bien y nos motiva saber que estamos mejor que alguien más.

- “Los hombres son más chismosos que nosotras”

Es la frase que utilizan muchas mujeres cuando están en la hora del chisme y se excusan diciendo que los hombres son peores ¿Es cierto?, según Olivares “por naturaleza la mujer es prudente. El hombre, no. De hecho, el hombre adereza con mentiras su chisme porque tiende a fantasear”. No se trata de quién es más chismoso que el otro, pero en el caso de los hombres tienen a caer en la complicidad y se “tapan” diversas situaciones.

Así que ya sabes, hay muchas otras maneras de distraernos, subir nuestra autoestima y desahogarnos, antes de ser parte de un chisme o rumor sobre alguien pregúntate si te gustaría estar en la misma posición.

Cargando