¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los secretos mejor guardados de la Mansión Playboy

El asistente personal de Hugh Hefner reveló todo lo que pasaba dentro del lugar

Después de la muerte de Hugh Hefner, fundador de la revista Playboy, el pasado 27 de septiembre de 2017, el asistente más cercano al magnate, Stefan Tetenbaum, reveló algunos de los secretos más guardados de la Mansión Playboy para el periódico The New York Post.

“Comenzó siendo un innovador, un hombre liberal a favor del aborto, los derechos gays y la marihuana. Cuando se mudó a la ‘Playboy Mansion’, se convirtió en un sucio viejo rico más”: comentó.

Tetenbaum, quien ahora es escultor en California, confesó que una de sus tareas era limpiar y esterilizar los juguetes sexuales de Hefner luego de ser utilizados. Además de escoltar a las mujeres a sus habitaciones ya que algunas no podían caminar debido a la intensidad de los actos sexuales que protagonizaban. Estas recibían un bono de compensación por sus participaciones que muchas veces llegaban a dañar su integridad física.

También comentó que Hefner se limitaba a observar desde su sillón las orgías que organizaba mientras fumaba un puro de marihuana.

Lee: 5 datos que debes de saber de Hugh Hefner

Según Tetenbaum, todas las camas tenían instalado dos cámaras de video en los respaldos para grabar todos los actos sexuales que se llevaran a cabo por si alguien intentaba poner a Hefner en una situación comprometedora. Incluso las líneas telefónicas estaban intervenidas para controlar todo lo que pasará dentro y fuera de la mansión.

Pero eso no es lo más grave, pues las conejitas eran maltratadas y se les obligaba a usar implantes, quienes tuvieran complicaciones por su uso eran descartadas: “No le importaban, para él las mujeres eran descartables”.

Hugh Hefner vendió su mansión a 100 millones de dólares tras la crisis del Imperio Playboy con la irrupción del Internet bajo la condición de poder residir en ella hasta su muerte.

Cargando