¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Si te obsesiona comer sano, podrías sufrir de Ortorexia

Esta conducta alimentaria puede causar problemas a nivel nutricional

Tener una dieta que consiste en una ensalada en vez de comida rápida no tiene nada de malo. Sin embargo, si te obsesiona comer sano y tienes un control excesivo sobre qué alimentos consumir, podrías sufrir de Ortorexia.

Se trata de un trastorno obsesivo el cual consiste en tener conductas compulsivas que llevan al extremo la alimentación sana, convirtiéndose cada vez más exigentes y eliminando cualquier tipo de azúcares, granos o productos animales.

A pesar de que no es considerado un trastorno psicopatológico como tal por la comunidad científica, se han reportado casos de pacientes que han presentado serios problemas nutricionales debido a una selectividad alimentaria.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ortorexia afecta al 28% de la población de los países occidentales, sobre todo a mujeres y adolescentes. Esta grave tendencia podría ir en aumento en los próximos años, ya que la sociedad “se cuida en exceso o no se cuida para nada”, según el nutricionista del Instituto Médico de la Obesidad (IMEO), Rubén Bravo.

Este comportamiento comienza por limitar mucho la alimentación, evitando las carnes rojas, azúcares, huevos, lácteos y grasas. Seguido del “aislamiento social”, pues la persona evita lugares y eventos que contengan este tipo de alimentos. “Estas personas se creen superiores a los que no optan por este estilo de vida, suelen presentar una falsa autoestima basada en esta idea de superioridad y piensan que su vida es mejor que la del resto”: explicó Bravo.

¿Quiénes la padecen?

Aquellos que están más preocupados por la calidad de los alimentos que por el placer de comer. Dedican gran parte de su tiempo organizando, comprando y analizando su dieta, abandonando sus otras actividades diarias. En el aspecto psicológico, suelen presentar niveles altos de dopamina y niveles bajos de serotonina, provocando que tengan un exceso de euforia y grandes niveles de ansiedad. Además, sufren un déficit de vitaminas.

¿Cómo combatirla?

Es importante tener un enfoque multidisciplinario, tratar la base psicológica que origina el problema y manejar el área nutricional para poder subsanar las carencias físicas y orgánicas que padece la persona.

Cargando