¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Halla INAH el verdadero Zócalo

Quedará cubierto por la rehabilitación de la Plaza de la Constitución

Aunque el gusto duró poco, el Instituto Nacional de Antropología e Historia informó del descubrimiento tangible de lo que fue un sueño no realizado del ex presidente Antonio López de Santa Anna.

Al supervisar el proyecto de rehabilitación de la Plaza de la Constitución en el corazón de la Ciudad de México, que contempla la sustitución del piso de concreto, se encontró un basamento que formó parte del proyecto del monumento a la independencia que planteaba Santa Anna en 1843. Así lo explicó a W Radio el arqueólogo Alejandro Meraz.

"El hallazgo se viene a descubrir el día 15 de junio, se empiezan a detectar las primeras partes de lo que era el bazamento, la parte central del Basamento de hecho. Ya se sabía por cuestiones de la consulta de los informes referentes a la línea ocho de 1983 al momento de que comienzan a aparecer las primeras muestras de piedra, se detiene lo que es el paso de la maquina y se comienza a hacer una excavación extensiva para identificar toda la extensión del basamento".

Se trata de una plataforma circular de ocho metros de diámetro, 28 centímetros de alto rodeada por un "patio circular" de tres metros de ancho. Este basamento era parte del proyecto designado tras un concurso a Lorenzo de la Hidalga y contemplaba que tuviera una altura de un metro, posteriormente sería colocada una columna que tendría en cada ángulo imágenes de los héroes de la independencia y sus restos en el centro. También se dice que arriba tendría un ángel.

Para la creación del monumento Santa Anna mandó derribar el mercado del Parian pero no pudo realizarse por problemas políticos y por la deuda externa, posteriormente en 1875 sobre la plataforma se instaló un quisco que se trajo de Francia, mismo que en 1914 fue donado a Huejutla, Hidalgo. Desafortunadamente el basamento fue cubierto por 0un geo textil y tepetate qe es una arcilla natural para que este fin de semana sea cubierto por el concreto que no permitirá que sea visible.

"En este caso no se planea hacer ninguna ventana arqueológica sobre todo también por los usos que tiene la plaza, en ese sentido la propuesta que existe es que se coloque una placa alusiva al monumento así como la que existe referente al hallazgo de los monolitos de la Coatlicue y la Piedra del Sol, es lo único, quedaría completamente cubierto, protegido desde luego, quedando como reserva para futuras generaciones".

Y ante la interrogante de si este basamento no fue contemplado cuando se colocó el Asta Bandera, debido a que se encuentra muy cercano, esta fue la explicación del arqueólogo Gonzálo Díaz.

"Justamente tuvimos la oportunidad de hablar con los ingenieros que estuvieron a cargo de esa obra y tal cual fueron sus palabras, es la Sedena en ese entonces no tenía la relación como ahora lo podemos ver con otras instancias en este caso el INAH, en ese entonces la Sedena tomaba las decisiones, cordonaba el área, seguramente estuvo tapeado en algo como lo vemos ahora y pues absolutamente nadie se metía en ello, él comenta de su experiencia que efectivamente sacaron piedras, que vieron ahí matriales pero no sabía, incluso el día que hablamos con él nos dijo que era la primera vez que conozco un arqueólogo en vida, no sabía que existiera.

Incluso dijo esto pudo provocar la pérdida de una cuarta parte de la estructura que pudo haber sido sacada con máquina sin tener el trato adecuado. Desde el pasado 21 de abril se trabaja en la supervisión arqueológica del "Proyecto de Rehabilitación" donde participan también los arqueologos Rubén Arroyo y Ricardo Castellanos donde además de sustituir el piso del Zócalo tendrá también la adecuación de la infraestructura peatonal y urbana. Hasta ahora se han trabajado 15 mil 200 metros cuadrados de la Plaza es decir que la obra lleva 68% de avance y se tiene previsto concluir en septiembre próximo con lo que la Plaza ganará 10% de espacio.

Cargando