Javier Duarte acepta extradición a México

El exgobernador de Veracruz fue acusado por los delitos de tráfico de influencias, abuso de autoridad, peculado y coalición, entre otros.

Por Zaira de la Rosa

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte aceptó su extradición a México para enfrentar los cargos que se le imputan y negó que las acusaciones en su contra sean ciertas, calificándolas de infundadas, vagas e imprecisas.

"He determinado allanarme y acepto la extradición que el gobierno fallido está haciéndome ante este caso para enfrentar lo más pronto posible la justicia ante las autoridades judiciales de mi país", dijo.

Durante la segunda audiencia ante el Tribunal Segundo de Guatemala, a Javier Duarte se le imputaron delitos del fuero común en dos órdenes de aprehensión, como son tráfico de influencias, abuso de autoridad, peculado y coalición.

También se le inculpó de utilizar un helicóptero oficial del gobierno de Veracruz para poder escapar, así como de incumplir con el deber legal, entre otros.

El exgobernador aseguró que las acusaciones sobre el desvío de más de 200 millones de pesos que fueron extraídos de las arcas públicas, eran "irrisorias y una falta de respeto a las autoridades ahí presentes".

Asimismo, argumentó que en ambos movimientos estuvieron relacionadas cuentas pertenecientes al gobierno veracruzano y responsabilizó a los titulares de las secretarías por ese señalamiento.

Al inicio de la audiencia, se le impidió al abogado Pablo Campuzano de la Mora, asesor de la defensa de Duarte que se reubicara de lugar y solo observar, al no estar acreditado ante el Consejo de Abogados de Guatemala, como señala la ley de ese país.

En la primera audiencia, Duarte se reservó el derecho de aceptar la extradición a México, por lo que desde el pasado 20 de abril había estado recluido.

El exmandatario fue localizado y detenido con fines de extradición en el municipio de Panajachel, Departamento de Sololá, el 15 de abril.

La PGR ofrecía una recompensa de 15 millones de pesos por información de cada uno de los exmandatarios.

De acuerdo con las autoridades locales, Veracruz cuenta con un daño patrimonial por 16,175 millones de pesos.

La administración de Duarte enfrenta al menos 52 denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante la PGR, derivadas de la revisión de las cuentas públicas del sexenio hasta 2014.

Cargando