Escucha ahora

Noche W


W Radio

Internacional

Muere el estadounidense Otto Warmbier, quien fue prisionero en Corea del Norte

Warmbier quedó en libertad hace una semana, después de ser acusado de cometer un acto "hostil" en contra del Estado al intentar robar un póster propagandístico en una planta del hotel Yanggakdo

Otto Warmbier, el estudiante de Estados Unidos, detenido durante más de quince meses en Corea del Norte y liberado la semana pasada en estado de coma, murió en Ohio, de acuerdo con un comunicado publicado por sus padres según han informado sus padres.

"Con tristeza debemos informarles de que nuestro hijo, Otto Warmbier, ha completado su viaje a casa y ha muerto rodeado de sus seres queridos" dice el comunicado

De acuerdo con la familia, cuando Warmbier llego a Estados Unidos era incapaz de hablar, de ver y de reaccionar a cualquier estímulo verbal, pero el semblante de su cara cambió al día siguiente de su llegada.

"Estaba en paz. Estaba en casa y creemos que lo pudo sentir", indicó la familia.

Los padres de Otto, Fred y Cindy Warmbier, agradecieron a los doctores del hospital de Cincinnati al que llegó Warmbier el 13 de junio por hacer todo lo posible por salvarle, tras haber sido entregado por las autoridades norcoreanas en coma y con serios daños cerebrales, por los maltratos atroces de los que fue víctima.

Warmbier, de 22 años, estudiante de la universidad de Virginia, regresó a Estados Unidos el pasado martes, después de estar más de un año en coma. Las autoridades norcoreanas dijeron le había dado un brote de botulismo, por lo que le dieron una pastilla para dormir y que nunca despertó.

Por su parte los médicos de Estados Unidos examinaron a Warmbier después de su liberación y dijeron que no había signos de botulismo en su organismo.

El joven, que estudiaba Económica, viajó en Navidad del 2015, a Corea del Norte. A finales de enero el régimen de Pionyang anunció que había sido detenido, acusado de intentar robar un póster propagandístico en una planta del hotel Yanggakdo con acceso restringido solo para empleados.

Lo acusaron de cometer un acto "hostil" contra el Estado, más tarde en marzo de 2016, fue juzgado por el Tribunal Supremo norcoreano. El proceso duró tan solo una hora. Warmbier fue condenado a 15 años de trabajos forzados por cometer un delito conforme a la política hostil del Gobierno de Estados Unidos contra Corea del Norte.

"Cometí el peor error de mi vida", dijo el joven estudiante estadounidense antes del juicio y pidió compasión entre lágrimas. Corea del Norte dijo que lo liberó por razones humanitarias.

Diplomáticos de la embajada de Suecia en Corea del Norte, que suelen actuar como intermediarios de Estados Unidos ante la falta de relaciones diplomáticas entre Washington y Pionyang, tuvieron contacto con el joven por última vez el 2 de marzo del año pasado, antes del juicio.

Corea del Norte es acusada con frecuencia de detener a civiles extranjeros para luego utilizarlas como intercambio. Al menos 17 estadounidenses han sido arrestados por el régimen de Pyongyang en los últimos 10 años: tres se encuentran aún en prisión.