Escucha ahora

Programación Deportiva


W Radio

Sociedad

Ofrece 180 mdd a cualquier hombre que quiera casarse con su hija

Sin embargo, como todas las grandes ofertas, tiene unas letras pequeñas muy importantes

Increíble pero cierto: el millonario de Hong Kong, Cecil Chao Sze-tsung ofrece una fortuna a cualquiera que esté dispuesto a desposar a su hija, Gigi.

Modelo muestra su rostro después de que su novio la rociara con ácido

Por lo visto está muy interesado, pues los 65 millones que ofrecía al principio, aumentaron en pocos meses a 180 (un incremento de más del ¡100%!).

Lo malo es que la joven no está por la labor, pues desde hace más de 9 años se encuentra en una relación estable con su novia Sean Eav, y tanto es así que están a punto de dar el siguiente paso: contraer matrimonio.

En otras palabras, la oferta es un intento del magnate conservador para hacer que su hija abandone sus preferencia sexuales. Es sabido que está tan desesperado, que no para de decir que su hija es soltera y heterosexual con el fin de atraer hombres que acepten la propuesta.

No obstante, Gigi sigue su vida con normalidad, feliz con su pareja y haciendo poco caso a las acciones de su padre.

Al iniciar su relación con Sean, la hija del millonario le dijo a su padre que la razón por la que salía con una mujer era por la ausencia de hombres que realmente valieran la pena.

Tiempo después se armó de valor, y en una carta pública decidió contarle la verdad sobre su sexualidad y las dificultades que atravesó para conocerse a sí misma.

“Querido papá

Debo haberle engañado a la esperanza de que había otras opciones para mí. Sé que es difícil para usted entender cómo me podía sentir romántica y atraída por una mujer, supongo que no puedo realmente explicar Simplemente sucede, pacífica y suavemente, y después de tantos años, todavía nos amamos mucho. Ahora, no te estoy pidiendo que seas el mejor de los amigos, sin embargo, significaría el mundo para mí si no pudieras estar tan aterrorizada de ella, y tratarla como un ser humano normal y digno. Entiendo que es difícil para usted entender, y mucho menos aceptar esta verdad. He pasado mucho tiempo averiguando quién soy, lo que es importante en mi vida, quién amo y cómo vivir mejor la vida, como una expresión de todas estas preguntas.

Estoy orgullosa de mi vida, y no elegiría vivirla de otra manera (excepto también averiguar cómo ser más amable en el planeta). Siento engañarle para pensar que sólo estaba en una relación lesbiana porque había una escasez de hombres buenos y adecuados en Hong Kong, hay muchos hombres buenos, no son para mí”.

A pesar de que la carta es un disparo del corazón de una hija al de su padre, Cecil nunca dio una respuesta.

Es evidente que el magnate, conocido por ser un poco rancio y pasado de moda, sólo está haciendo un gran berrinche, pues la promiscuidad que le ha hecho tener tres hijos con mujeres diferentes y su homofobia, le impiden darle lecciones de moral a su hija.