Escucha ahora

Noche W


W Radio

Sociedad

Usa foto anterior y foto siguiente para navegar por la galería

Ajustar foto

La estampa en México, una disciplina cercana al muralismo

¿Recuerdas cuando de niño coleccionabas ‘estampitas’? ¿Cuáles eran las que más te gustaban? Quizás de tus futbolistas favoritos, o de las caricaturas que veías todos los días por televisión. Algunos otros preferían por ejemplo las de carreras de automóviles fórmula uno.

Pues bien, déjame platicarte que nuestro país tiene una larga tradición de la estampa, pero no precisamente de súper héroes, sino de aquellos ilustradores y caricaturistas que a través de sus trazos dejaron constancia de los momentos que marcaron la historia mexicana.

Dada la relevancia de estos artífices gráficos, se creó un Museo Nacional de la Estampa, una disciplina que a decir de los expertos, tuvo un desarrollo equiparable al muralismo de nuestro país. Quizás hasta hayas pasado frente a este edificio y no habías percatado del recinto cultural ubicado entre el Teatro Hidalgo y el Museo Franz Mayer.

La colección

La estampa se distingue de otras artes visuales por ser impresa en un soporte por distintos medios, incluso digitales, en la que se transmite una imagen a partir de una matriz que anteriormente se trabajó en técnicas como serigrafía, grabado o la litografía, pero que conserva un carácter multirreproductible de la imagen, es decir, que permite hacer uno o varios ejemplares.

El MUNAE resguarda en su interior el acervo de estampa más grande en México: su colección nacional consta de alrededor de 12 000 obras de artistas como José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

Te suena por ejemplo ¿José Guadalupe Posada? Sí, él, precisamente el creador La Catrina, que fue originalmente llamada La Calavera Garbancera, creada en el tiempo del porfiriato y que ilustraba a aquellas personas que a pesar de ser de origen indígena, fingían un linaje europeo, y renegaban de su propia raza.

Bueno, pues el recinto que alberga este tipo de trabajos está en la colonia Guerrero. Este edificio alberga su propia leyenda ya que alguna vez albergó el cementerio atrial de la Parroquia de la Santa Veracruz, que por si no lo sabías, fue la primera iglesia establecida de la Ciudad de México.

La edificación

Nuestro viaje comienza en la explanada que alberga una fuente por debajo del nivel de la calle. Fue en 1983 que debido al abandono de la zona, el gobierno federal adquirió el edificio, primero para ubicar la representación del estado de Colima, aunque finalmente se optó por crear un espacio para exhibir la tradición artística nacional de la estampa.

El Instituto Nacional de Bellas Artes abrió el inmueble del número 35 y 39 de avenida Hidalgo un 17 de diciembre de 1986, hace más de 30 años.

A partir de entonces y esta la fecha, visitar este espacio nos permite conocer los procesos de estampación como parte esencial del desarrollo artístico y cultural de la sociedad mexicana.

Y es que apenas ingresas, te encuentras con su arquitectura del estilo neoclásico, muy ad hoc a los tiempos de don Porfirio Díaz, con una arquitectura que se ha tornado muy ecléctica por las distintas remodelaciones realizadas. Levantas la cabeza, y un colorido tragaluz permite la entrada de la iluminación natural.

El acervo

Y ¿Qué te encuentras a lo largo de esos dos pisos con cuadros muy bien distribuidos? Pues sobre todo obras realizadas en la disciplina gráfica de la estampa, la cual en nuestro país ha tenido especial arraigo de entre las artes visuales.

Los siglos XIX, XX y XXI han sido representados en esta muestra, con artistas reconocidos internacionalmente, como Frida Kahlo, Leopoldo Méndez, Mario Benedetti e Ilya Kabakov.

El museo da rotación constante a una importante colección del patrimonio artístico tanto del grabado como de la estampa, ya que es un acervo creciente porque la expresión gráfica se mantiene vigente hasta nuestros días.

Lo contemporáneo, lo antiguo, las distintas corrientes de la gráfica en nuestra cultura tienen su espacio en el Museo Nacional de la Estampa, donde también podrás encontrar exhibiciones temporales gráficas y textuales antiguas, además de talleres de iniciación para que niños y jóvenes tengan su primer acercamiento a su técnica.

Recuerda que el MUNAE también realiza actividades gratuitas para todo el público durante la llamada #NocheDeMuseo, así que si andas de visita por la Alameda Central, no dudes en caminar un poquito más y conocer parte de la Historia de México a través de nuestra estampa.

Horarios:

Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.

Lunes cerrado

¿Cómo llegar?

Av. Hidalgo 39, Plaza de la Santa Veracruz

Col. Centro Histórico, delegación Cuauhtémoc, C.P. 06050, Ciudad de México,.

En Metro: estaciones Hidalgo - Bellas Artes de la Línea 2

En Metrobús: Línea 4 - estaciones Bellas Artes e Hidalgo