Escucha ahora

En Fin


Mariana Braun

Sociedad

Razones por las que no le debes cortar la cola y las orejas a tu perro

Razas como los doberman, bóxer o schnauzer son algunos de los que pasan por este tipo de procedimientos con tal de ser estéticamente agradables para los dueños

Cortarle la cola y las orejas a los perros que sirven de guardia, defensa y compañía es una costumbre que se ha realizado por cuestiones de estética desde hace muchos años. Razas como los doberman, bóxer o schnauzer son algunos de los que pasan por este tipo de procedimientos con tal de ser estéticamente agradables para los dueños.

Sin embargo, en los últimos años cada vez más veterinarios se niegan a realizar este tipo de operaciones, incluso en Europa ya está comenzando a prohibirse.

¿Por qué cada vez menos gente le corta las orejas o la cola a sus mascotas? Por las siguientes razones:

No son cortes, son amputaciones.

A diferencia de las uñas o el pelo, la cola y las orejas tienen nervios, vasos sanguíneos, huesos y cartílagos además de la piel

La cola es una continuación de su columna vertebral

Así es, la cola está compuesta por vértebras llamadas caudales, y son un elemento importante para el equilibrio del perro. El animal lo necesita para realizar distintos movimientos.

La cola y las orejas son vitales para comunicarse con otros

Tu perro no solo se comunica a través de ladridos, gemidos y lloriqueos. También lo hace a través de su físíco y humor (olores). La posición o movimiento que hacen con sus orejas y cola transmiten información importante para poder socializar con otros animales (y su dueño).

No hay un estudio médico que sustente el procedimiento

A no ser por casos específicos donde un veterinario te diga que la salud de tu mascota está comprometida, no es necesario realizar su corte.

Es doloroso y traumático para el animal

A pesar de que hay quienes lo hacen a días de que el perro ha nacido porque aún no se han formado todas sus terminaciones nerviosas, el dolor es perceptible. No solo eso, el corte de orejas provoca un abuntante sangrado y un proceso post operatorio muy incómodo para el perro.

Una mala operación o manejo postoperatorio puede causar hasta la muerte

Al ser una herida abierta, se pueden presentar infecciones las cuales, si se complican, podrían provocar septicemia (infección generalizada) y fallecer.

Compromente el comportamiento y desenvolvimiento normal de la mascota

Derivado de este tipo de cirugías, hay quienes comprometen otro tipo de partes del cuerpo de los animales. Existen dueños de perros que acuden a veterinarias solicitando que se le corten las cuerdas vocales a los perros porque “ladran mucho” dejando al animal mudo o con un ladrido afónico. La situación también llega a comprometer a los gatos, pues hay quienes cortan la primera falange de sus dedos para quitarles las uñas, esto con el fin de evitar rasguños.

Después de leer estas situaciones ¿aún crees que es buena idea cortarle la cola o las orejas a un perro?