Escucha ahora

Pasión W


Faisy y Alejandro Gómez

Internacional

NASA descubre un sistema solar con siete planetas como la Tierra

Una estrella a 40 años luz de nosotros posee un sistema planetario que podría albergar vida

Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, habla de la posibilidad de vida en otros planetas.

La NASA descubrió los planetas extrasolares cuando una estrella comenzó a comportarse ajena a nuestro sistema pues sintió la atracción de otros planetas, así que se utilizaron telescopios más poderosos para ver si alguno pasaba delante de su estrella para determinar cuanta luz absorbe la estrella y con ello su tamaño.

Aproximadamente tres de los siete nuevos planetas se encuentran en la zonas habitables con posible existencia de agua, fundamental para la vida.

Otro característica sorprendente es que tienen más tiempo que el sol, por lo que pudieron desarrollar civilizaciones prosperas que pudieran querer comunicarse con nosotros.

Un equipo de astrónomos ha descubierto un nuevo sistema solar que posee siete planetas del mismo tamaño que la Tierra. Los cuerpos estelares se encuentran a unos 40 años luz de nosotros, y giran en torno a una estrella “enana roja”, el sistema solar orbita alrededor de Trappist-1, un astro del mismo tamaño de Júpiter. De acuerdo con la NASA: “la cuestión ahora no es si encontraremos un planeta como la Tierra, sino cuándo”.

El año pasado, otro equipo de astrónomos encontró tres planetas orbitando a este astro, y en un nuevo estudio publicado hoy en la revista Nature, éste equipo confirmó que la existencia de ésos tres mundos, además de anunciar otros cuatro. Todos poseen un tamaño similar a la Tierra, pero a una distancia mucho más cercana a su estrella, lo que les permitiría albergar agua líquida.

En febrero, marzo, mayo y septiembre de 2016, los astrónomos dirigieron también sus lentes hacia Trappist-1 confirmando la existencia de seis planetas, Trappist-1 b, c, d, e, f y g, según su proximidad decreciente al astro, y sugieren la existencia de un séptimo, h. Los seis planetas confirmados parecen ser rocosos, como la Tierra, Marte, Venus y Mercurio, aunque algunos podrían ser mucho menos densos. Trappist-1 y sus mundos se parecen mucho a Júpiter y sus lunas heladas Io, Europa, Ganímedes y Calisto, algunas también candidatas a albergar vida.

“Es un sistema planetario alucinante, no solo porque haya tantos sino porque su tamaño es sorprendentemente similar al de la Tierra”, dice Michaël Gillon, investigador de la Universidad de Lieja (Bélgica) y autor principal del estudio. "La pregunta de si estamos solos en el universo se resolverá en las próximas décadas", ha dicho Thomas Zurbuchen, investigador de la NASA, durante la rueda de prensa. No será viajando, o al menos por ahora: para llegar allí con la tecnología actual, necesitaríamos unos 300.000 años.

Lee la nota completa en EL PAÍS