Escucha ahora

Así las cosas


Gabriela Warkentin y Javier Risco

Sociedad

Comentaristas deportivas pretenden eliminar el machismo en el medio

Marion Reimers y Gisela Pérez de Acha hablan de la campaña “Versus” que expone el acoso que sufren en redes sociales

El proyecto tiene como intención que hombres lean los mensajes ofensivos que reciben diariamente las comentaristas deportivas por el simple hecho de ser mujer, para generar conciencia y respeto hacia sus personas.

Marion Reimers asegura que el machismo en el mundo deportivo está presente desde hace años sin embargo, con el auge de las redes sociales se potenció este tipo de violencia, pero aprovecharán su existencia para hacerse escuchar ante la sociedad.

FOTO: W Radio

Con el primer video que lanzaron donde denuncian su incomodidad ante el acoso y discriminación principalmente en Twitter, amentó la violencia y amenazas de muerte, sin embargo, eso no les preocupa pues consideran que son personas tratando de llamar la atención por otro lado resaltan que lo preocupante son aquellos que señalan a las conductoras como culpables.

Jimena Sánchez, Verónica Rodríguez y Marion Reimers decidieron alzar la voz contra los mensajes misóginos en donde se les critica por hacer su trabajo

Las redes sociales se han convertido en el medio a través del cual todos nos comunicamos con nuestros amigos y seres queridos, sin embargo, pueden ser un arma de doble filo, pues también nos puede conectar con personas cuyas intenciones son negativas.

Ya sea por molestar, o por “diversión”, éstas personas nos pueden enviar mensajes que nos ofenden y que atentan contra nuestra persona. Es por eso que las conductoras deportivas Jimena Sánchez, Verónica Rodríguez y Marion Reimers decidieron alzar la voz contra este tipo de acciones.

A través de un video creado por Versus A.C. vemos los mensajes misóginos que les llegan a sus cuentas de Twitter donde se les critica por hacer su trabajo como locutoras deportivas y cómo son vistas como un simple objeto sexual.

Con este tipo de campañas ellas intentan crear conciencia sobre cómo a veces bastan 140 caracteres para herir a cualquier persona.