Escucha ahora

Martha Debayle en W


Sociedad

¿Te molesta escuchar comer a otros?, descubre por qué

Lo que para algunos son sonidos de fondo tan cotidianos como lo es el ruido al masticar, para otros resultan profundamente desagradables

Existe una razón científica llamada Misofonía. De acuerdo con los estudios realizados en la Universidad de New Castle, en Reino Unido, demostraron que cuando un ser humano escucha ciertos sonidos, existe actividad cerebral que determina la atención y con qué emociones se debe reaccionar.

Quienes sufren de Misofonía tienden a poseer mayor conectividad entre sistemas que confunden su cerebro, y lo preparan para reaccionar de distintas maneras. Algunos de los sonidos que provocan este malestar tienen una intensidad relativamente baja, del orden de 40 a 50 decibeles, que son capaces de desencadenar estrés, ira, irritación y violencia.