Escucha ahora

Noche W


W Radio

Música

La música afecta nuestro cerebro igual que el sexo o las drogas

Escuchar música activa los mismos receptores del sistema nervioso central que intervienen en el placer

Al igual que la comida, el alcohol, el sexo y las drogas, la música tiene la capacidad de activar el mismo circuito cerebral que dispara la liberación de endorfinas y la dopamina. Esto fue lo que encontraron en un estudio realizado con un fármaco que ayuda a combatir adicciones o el exceso de peso.

La música tiene el poder de provocar emociones intensas que provocan reacciones físicas, tales son: escalofríos, sonrisas, llanto, relajación o tensión muscular. Sin embargo, no se sabe mucho respecho a los procesos neuroquímicos que subyacen gracias a la experiencia musical.

Un grupo de investigadores canadienses se dedicó a estudiar el placer que provoca una canción. Por eso encontraron que cosas que nos provocan placer como las drogas o la comida tienen la capacidad de activar los circuitos de recompensa de nuestros cerebros.

Este descubrimiento lo hicieron cuando experimentaron con varios universitarios a los cuales se les midieron su ritmo cardiáco, presión sanguínea y conductividad de piel mientras escuchaban sus canciones favoritas. Posteriormente, se les suministró naltrexona (sustancia usada para tratar la adicción al alcohol y a drogas como la heroína y la cocaína) y fue ahí que descubrieron que la parte del sistema de recompensa del cerebro se detenía, bajando así su respuesta ante la música.

De hecho, los investigadores comprobaron que, cuánto más habían valorado los participantes la emotividad de sus canciones, más fríos les dejaban escucharlas bajo el hechizo de la naltrexona.

Lee la nota completa en El País