Higiene

Cosas que has hecho mal cuando te bañas

Quizá es momento de que cambies algunos hábitos en la ducha

Todos nos bañamos diario ¿cómo es posible que en una actividad tan cotidiana y que deberíamos dominar a la perfección cometemos tantos errores? Si no sabes de qué errores hablamos, checa esto, quizá es momento de que cambies algunos hábitos en la ducha.

Nos bañamos demasiado

Justo como lo estás leyendo, los seres humanos nos duchamos demasiado, la piel es el órgano defensor de todos los agentes externos, si lo lavamos tallamos y depilamos muy seguido lo único que provocamos es disminuir sus defensas, somos el único ser vivo que lucha contra su olor corporal natural.

Uso del jabón

Huele delicioso y hace sentirá cualquiera muy bien, limpio y fresco, sin mugre ¿no? Pero para sorpresa de muchos, el jabón tiene muchos químicos, lo que provoca su uso recurrente es que elimina por completo nuestro PH que se encarga de defendernos de bacterias y virus, esto nos hace más propensos a sufrir problemas en la piel como dermatitis, alergias o pitriasis (manchas blancas).

Se sugiere emplearlo 2 o 3 veces a la semana y sólo en áreas de mayor sudoración.

Agua caliente

Después de un día cansado nos fascina la idea de legar a casa y sumergirnos en la tina o en la regadera con agua muy caliente ¡Sorpresa! Esto sólo reseca la piel y la pone más sensible, hasta puede provocarte quemaduras, lo ideal es bañarse con agua tibia o fría. (Si es fría hasta reafirma la piel)

Toalla

¡Sí, hasta en eso nos equivocamos! Elegiste tu toalla porque ¿combina con el baño? ¿tiene a tu personaje favorito? Eso es un error total, puede que la tela con la que esté hecha te provoque alergia, o simplemente este irritando tu piel o hasta resecarla. Lo ideal es que sea de algodón absorbente y no secarte frotando si no a suaves toques por todo tu cuerpo.

Cargando