A mayor competencia en Telecomunicaciones, mejores precios y servicios para usuarios

La regulación de este sector beneficia la competitividad en favor de los consumidores finales

Hoy en día ninguna economía del mundo puede consolidarse sin el sector de las telecomunicaciones, la vena transversal por donde pasa casi todo, y más relevante aún, los usuarios de los distintos servicios son beneficiados siempre y cuando las reglas de este sector apuesten a la competencia y la equidad.

En México fue el 11 de junio del 2013 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la reforma en materia de telecomunicaciones, la cual busca instrumentar las medidas necesarias para regular el sector en favor de una mayor competencia. Con este fin se creó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Así, como regulador, tiene la tarea primordial de mantener una competencia asimétrica para cada uno de los participantes.

Sí, la ley mexicana considera necesaria la regulación en el sector de telecomunicaciones como la única forma de emparejar el terreno para todas las empresas participantes.

En pleno siglo XXI, la conectividad es crucial para el desarrollo de cualquier economía. México no puede aspirar a un mayor nivel de bienestar y competitividad sin un sector de telecomunicaciones que brinde igualdad y competencia.

A fin de cuentas, quienes seremos los beneficiarios de una mayor competencia somos todos los mexicanos, pues accederemos a mejores servicios de conectividad con precios más bajos gracias a que los participantes tendrán mayores incentivos para la inversión. Esto generará un mayor desarrollo de las redes de telecomunicaciones y, como consecuencia de todo ello, una mayor penetración de los servicios de conectividad en la población.

La competencia en el sector de telecomunicaciones sí conviene.

Cargando