Conoce al fotógrafo que causó sensación en los Juegos Paralímpicos

Se trata del brasileño Joao Maia, quien perdió la vista a los 28 años

Una máxima de la fotografía reza que una cámara buena no es sinónimo de fotos buenas, porque la calidad depende de los ojos del profesional, pero este axioma fue triturado en pedazos cuando el brasileño Joao Maia se convirtió en el primer fotógrafo ciego que cubrió unos Juegos Paralímpicos, los que ayer concluyeron en Río de Janeiro.

"La fotografía es sentir, usar tus sentidos, como la audición, y tener sensibilidad por encima de todo", comenta Maia a EFE mientras prepara su cámara para tomar imágenes de un partido de golbol durante los Juegos Paralímpicos que se celebran en Río de Janeiro.

Maia asegura que ha recibido el calor y el respeto de sus colegas de la prensa y afirma que muchos fotógrafos le han dicho estos días que él les "cambió la visión" acerca de su profesión.

El brasileño, ahora con 41 años, perdió la visión casi por completo a los 28 por una uveítis, una enfermedad inflamatoria que le afectó a ambos ojos.

"Una vez que hago una foto, ya no es mía, sino del mundo", dice.

Para cubrir un complejo evento deportivo como los Juegos Paralímpicos necesitó ayuda, la que le brindó su colega Ricardo Rojas, quien también fue su descubridor y le fichó para el proyecto Mobografia, una web de arte visual captada con teléfonos móviles y que lo acreditó para cubrir este evento.

"Ricardo es mi guía, es igual a los atletas deficientes, que tienen guía. Él me dice cómo está el deportista y me describe el ambiente", indicó Joao Maia.

Lee la nota completa en AS México

Cargando