Transexuales clausuran simbólicamente Arquidiócesis

Un grupo de mujeres y hombres de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero (LGBTTTI) clausuraron de manera simbólica el acceso principal de la Arquidiócesis Primada de México

En la calle de Durango, de la colonia Roma, exigieron que el clero se retracte de las declaraciones discriminatorias, en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Expusieron que con esas posturas, la Iglesia Católica olvida el principio de tolerancia e incita a la violencia, ya que en un momento extremo podrían generarse incluso homicidios por odio.

Durante la protesta pacífica encabezada por la activista Diana Sánchez Barrios, la cual inició a las 10:00 horas, exigieron respeto del estado laico y la defensa de los derechos civiles.

Algunos manifestantes iban vestidos con atuendos de sacerdotes y máscaras de cerdos, otros con vestimentas medievales y con pancartas en las que se leía: "De esta puerta hacia adentro se vive, se piensa y se juzga como en la Edad Media", "En la Iglesia se permite perder el tiempo condenando a los gays y lesbianas",

Una comisión fue recibida por el padre, Álvaro Lozano Platinof, director de la Comisión de Cultura del Arzobispado de México, a quien le plantearon que cesen las declaraciones discriminatorias hacia la comunidad LGBTTTI.

El semanario Desde la Fe, en la edición del 21 al 27 de agosto de 2016, destaca un artículo titulado "matrimonio gay, falso derecho", el cual establece que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, dictó sentencia respecto a que "El matrimonio es claramente entendido como la unión entre un hombre y una mujer".

Cargando