CNDH emite recomendación por caso de ‘bullying’ que derivó en muerte de menor

El organismo nacional señaló que el niño requirió atención médica, pero los directivos de una escuela en Jalisco minimizaron que fue agredido física y psicológicamente

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una Recomendación dirigida al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola y al gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, por la inadecuada atención médica que tuvo como consecuencia la muerte de un niño de 7 años de edad víctima de acoso escolar o "bullying" en una escuela primaria.

La CNDH acreditó violaciones a los derechos humanos, a la protección de la salud y a la vida, atribuibles a personal médico adscrito al Hospital General de Zona Número 7 con Unidad Médica de Atención Ambulatoria del IMSS en Lagos de Moreno, Jalisco y la Unidad Médica de Atención Especializada en el Hospital de Pediatría en el Centro Médico Nacional de Occidente, Guadalajara, Jalisco.

Recordó que el 19 de febrero de 2013, el niño sufrió acoso escolar por parte de sus compañeros, lo que le provocó que dejara de comer, por lo cual un día después el menor ingresó al servicio de urgencias donde le diagnosticaron "gastroenteritis probablemente infecciosa", y se le prescribió antibiótico.

El organismo nacional recordó que el 21 del mismo mes fue llevado nuevamente al hospital, donde le diagnosticaron "síndrome de ansiedad", le recetaron un sedante ansiolítico y lo enviaron a su domicilio, sin embargo, ese mismo día al ser canalizado por tercera ocasión presentó diversos paros cardiorrespiratorios que fueron revertidos.

El niño permaneció hospitalizado en la Unidad Médica Especializada donde murió tras un sexto ataque que fue irreversible.

La CNDH pidió al Director General del IMSS reparar el daño ocasionado a los familiares de la víctima, debido a la responsabilidad en que incurrió personal de los dos hospitales, que incluya una compensación y se les proporcione atención psicológica y tanatológica.

Además dejar constancia de la Recomendación en el expediente administrativo de los servidores públicos involucrados en el caso.

En cuanto al bullying de que fue objeto el niño, la CNDH encontró que con la negligencia y desinterés de las autoridades del plantel se dio lugar a violaciones a los derechos humanos a la integridad personal, a la dignidad, al sano desarrollo y a la educación del menor agraviado.

Este organismo nacional consideró que existe responsabilidad oficial, ya que de acuerdo con declaraciones de servidores públicos de esa escuela y testigos, se sabía que en el turno vespertino algunos niños infligían agresión física a sus compañeros, entre ellos al menor de edad, pero las autoridades minimizaron esta circunstancia y se limitaron a suspender de asistir a clases al agresor, sin darle la atención psicológica que requería para conocer el origen de sus agresiones.

 

Cargando