Madre de 11 hijos entre las víctimas del tiroteo en el bar Pulse

La noche del sábado, McCool fue a Pulse con uno de sus hijos, quien sobrevivió al ataque

Brenda Lee Márquez McCool es una mujer estadounidense que había batallado por su vida en dos ocasiones. A sus 49 años había superado dos tipos de cáncer: de seno y de huesos.

La también madre de 11 hijos fue víctima del atentado en el bar Pulse, en Orlando, el domingo pasado.

La noche del sábado, McCool fue a Pulse con uno de sus hijos, quien sobrevivió al ataque. Farell Marshall, otro de sus hijos, dijo que ambos salían con frecuencuia.

"Ella salió la noche pasada y dijo adiós a sus hijos", dijo Marshal, unas horas después, los integrantes de la familia comenzaron a recibir llamadas que decían que ella había recibido dos disparos.

Sú última publicación en Facebook, es un video que ella publicó unas horas antes del atentado, de gente bailando en el Pulse.

Wilson Cruz, amigo de la familia, le rindió tributo en redes sociales donde la calificó como una "luchadora", resaltando que había vencido dos veces al cáncer y era una activista a favor de la comunidad LGBT.

"Ella era muy alegre y amorosa y arrasaba en la pista de baile cuando se tocaba salsa o cualquier otra cosa", ,dijo. "No puedo creer que ya no está".

Uno de sus hijos, Farell Marshall, creó una web con el objetivo de juntar fondos para cubrir gastos del funeral, y ayudar a sus hermanos más pequeños.


Cargando