En México hay 21.4 millones de niños y jóvenes que viven en pobreza: Coneval

El organismo señaló que la pobreza extrema entre este sector de la población disminuyó de 14% a 11.‎5% entre 2010 y 2014, sin embargo, los niños indígenas son los que tienen mayores carencias

De acuerdo al estudio 'Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México 2014', existen en nuestro país 21 millones 400 mil menores que viven en pobreza y que equivale al 53.9 % del total de la población entre 0 a 17 años.

El estudio, presentado este miércoles por el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), reveló que 4 millones 600 mil menores viven en pobreza extrema, luego de que entre 2010 y 2014 se redujo 2.5 puntos porcentuales al pasar de 14 a 11.5 %.

Gonzálo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval, explicó sin embargo, que no será posible observar reducciones significativas en los niveles de pobreza de esta población sin mejoras tangibles en el ingreso de los hogares en que viven.

En conferencia de prensa abundó que la población infantil y adolescente sufre con más frecuencia las experiencias de pobreza que aquella de otros grupos de edad.

“Primer hallazgo, la pobreza es más alta en niños de 0 a 17 años que el resto de la población, aquí estamos hablando de 53.9, la pobreza en estos cuatro años ha permanecido prácticamente igual y en cambio la pobreza extrema sí ha caído de 14 por ciento a 11. 5 por ciento en parte porque la actividad rural ha mejorado respecto a la actividad humana. Hay política pública focalizada a la población y pobreza extrema que ha tenido elementos de apoyo a la población en pobreza extrema”, dijo.

Insistió en que la población infantil indígena es la que presenta mayores carencias.

“Población no indígena siempre tendrá menores carencias que la población indígena, ya sea como habitante de lengua indígena o como hogar indígena, en cualquier de las dos acepciones de indígena que queremos poner en prácticamente todas ellas la población indígena tiene mayores carencias”, puntualizó.

Abundó que hogares ampliados, con alta razón de dependencia económica, jefaturas femeninas, jefaturas con baja escolaridad, entre otros procesos multifactoriales afectan a la población infantil y adolescente y aumentan la probabilidad de reproducir la pobreza.

Isabel Crowley, representante de Unicef en México alertó que la primera infancia es una etapa crítica para el desarrollo individual y social, por lo que la pobreza en los niños y adolescentes requiere atención inmediata para que no se reproduzca en la siguiente generación y se vuelva permanente.

Indicó que para resolver la situación de pobreza en los niños y adolescentes debe haber una reducción en las carencias de educación, alimentación, salud, seguridad social, vivienda y servicios básicos, pero el gran reto es aumentar el ingreso en los hogares.

Cargando