Preocupa a ONU seguimiento del caso Iguala

El vocero del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, exhortó a explorar exhaustivamente las nuevas líneas de investigación sugeridas por el GIEI, así como a fortalecer las investigaciones

El vocero del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, externó su preocupación por los retos y obstáculos reportados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre la investigación del caso Iguala.

Mediante un mensaje difundido por la ONU, consideró que dichos obstáculos en las pesquisas relacionadas con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa pudieron haber prevenido que ciertas líneas de investigación fueran exploradas, incluyendo el papel y responsabilidad de militares y otras autoridades oficiales en el caso.

Rupert Colville, vocero de Zeid Ra'ad Al Hussein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, llamó al gobierno a explorar exhaustivamente las nuevas líneas de investigación sugeridas por el GIEI, así como a fortalecer las investigaciones sobre este caso emblemático.

Pidió comprometerse con el mecanismo de seguimiento, cuya instalación anunció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya que el caso de Iguala muestra el papel crucial que la cooperación internacional puede jugar para ayudar a los Estados a combatir la impunidad en casos de graves violaciones a los derechos humanos.

Rupert Colville, Insistió en que es muy importante que el gobierno mexicano actúe decididamente sobre las recomendaciones del GIEI y garantice los derechos a la verdad y a la justicia de las víctimas y sus familias.

El funcionario alabó el invaluable trabajo realizado por el GIEI, quien este domingo presentó su informe final de 605 páginas.

Señaló que la desaparición de los jóvenes normalistas recibió gran atención, no sólo en México mismo sino alrededor del mundo, y se convirtió en un caso que puso a prueba la voluntad y habilidad de las autoridades para afrontar crímenes violentos y la corrupción.

 

Cargando