COBERTURA ESPECIAL | Visita de Obama a Cuba

Los universitarios cubanos a quienes la revolución no alcanzó

No piensan igual que sus abuelos ni comparten el fervor de la Revolución; son nuevas generaciones de jóvenes que se cuestionan por qué las condiciones en que viven tienen que ser así

Cuba

Por Mónica Romero, enviada

La visita del presidente Barack Obama a Cuba causó revuelo en diferentes sectores de la población cubana, no sólo en el político.

Los universitarios, jóvenes que nacieron a mediados y finales de la década de los 90, conocidos como “la generación especial” están muy atentos a lo que digan y hagan su gobierno y el estadunidense.

Ellos no vivieron la Revolución Cubana, les tocó únicamente la crisis económica producto del embargo impuesto por Estados Unidos pero no compartieron ni comparten el discurso revolucionario ni el fervor o creencias de sus abuelos.

José Galo, un joven de 23 años, estudiante de la Universidad de Cuba, dice que respeta a su gobierno, pero no alcanza a entender por qué tienen que soportar carencias.

Considera que la visita de Obama es histórica y para el representa una esperanza para que se levante el bloqueo económico y también para que haya más libertad y accesibilidad en su país.

"Imagínate, yo soy un joven nacido en el periodo especial en que comenzó desde al año 91, sino me equivoco. Yo nací en el año 93, en lo que convulsionaban todos estos cambios económicos y entonces bueno, nosotros la generación más joven como la mía tienen otra concepción de eso mismo a lo que te refieres, es decir, no tenemos el fervor que tienen personas mayores, porque bueno no vivimos... La mejor parte de la revolución, la etapa de cambio, no vivimos el antes y el después, solamente estamos viendo. Hemos nacido, nos hemos criado en un momento de muchas necesidades, muchas dificultades y entonces bueno, no entiendes por qué suceden las cosas de esta manera", refiere.

Se espera que en el contexto de la visita de Obama a La Habana, durante los próximos días se hagan anuncios importantes en materia de inversiones en la isla, como por ejemplo, que los presidentes de las cadenas hoteleras de Estados Unidos, Marriott, Resorts Worldwide y Starwood, den a conocer acuerdos para invertir en Cuba.

La semana pasada, la telefónica AT&T también anunció su deseo de prestar servicio telefónico y de internet en Cuba donde apenas se ha logrado que la población acceda a tener Wifi en algunos parques públicos y a precios elevados.

Sin embargo, estos cambios aún son insuficientes para los jóvenes cubanos, por lo que muchos de ellos, visualizan su futuro fuera del país.

"Mi futuro realmente nunca lo he visto aquí. De hecho mi plan es, por ejemplo, cuando termine la Universidad optar por una beca en el exterior o tengo familia en otros países o poder desempeñarme en otros países y no porque no me guste mi país sino porque la verdad, hay que vivir la realidad y la cruda realidad que existe aquí. Para nosotros los futuros profesionales va a ser hasta más dura porque me reflejo en los profesionales que existen actualmente y no es fácil de decirles, los salarios son muy bajos parados profesionales y el trabajo no es fácil", apunta.

Ileana Gil, otra universitaria de Cuba, coincide en que el sólo hecho de que ahaya sucedido ya es un cambio en su país, así lo explica:

"Sí, sí, realmente está cambiando y bastante de lo de la referencia que yo tengo de mis abuelos de cómo era y qué fue toda la historia que sucedió hasta ahora realmente ha cambiado bastante y yo estoy segura que mis abuelitos nunca pensaron vivir este momento. Bueno, realmente sí va a cambiar. Es decir, solamente, ya cambió. Solamente el hecho de la visita, solamente el hecho de que estén sucediendo las conversaciones y que se respira un ambiente de amistad ya es un cambio".

En general, los cubanos están a la expectativa con la llegada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

 

Cargando