¡Calma! Para hoy se esperan menos lluvias y viento en el Valle de México

Las condiciones climáticas en el centro del país mejorarán para este viernes, así lo prevén especialistas del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM

Especialistas del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM consideraron que la tormenta invernal número 11 no debe alarmar a la población y, en cambio, se deben aprovechar sus beneficios naturales, entre otros la captación de agua en reservas y el aprovechamiento de las precipitaciones en zonas del país donde no había llovido.

Ante las medidas de prevención que autoridades de protección civil decretaron para el Valle de México, entre otras la suspensión de clases en educación básica para la Ciudad de México y la entidad mexiquense, el investigador Jorge Zavala, anticipó que este mismo jueves disminuirán los vientos y la lluvia, aunque seguirán las bajas temperaturas durante la madrugada del viernes en el transcurso del día.

"Lo primero es que estamos esperando que las condiciones de viento y de lluvia, que es lo más raro, vamos a decir, ya el día de hoy se acaben. Ya no vamos a tener vientos intensos ni lluvia, pero sí nos va a quedar una temperatura muy baja, sobre todo en la madrugada. Mañana estaremos volviendo poro a poco a las condiciones comunes, condiciones promedio, vamos a decir. ".

Los expertos del Centro de Ciencias de la Atmósfera señalaron que las condiciones meteorológicas adversas, vientos intensos en varios estados de la República y la capital del país, se deben a la intensidad de las masas de baja y alta presión que originaron la tormenta invernal número 11 y al fenómeno de El Niño, el cual provocó tuvo un desplazamiento de norte a sur.

Es por ello que el también catedrático universitario, Ismael Pérez García, señaló que se registran además afectaciones en estados como Tlaxcala, Puebla, Tamaulipas y Nuevo León y parte de Coahuila.

Y es que los vientos que se anticipan para el día viernes, sobre todo en el noreste del país, van vinculados al fenómeno de El Niño, una oscilación natural que aumenta la temperatura superficial del Pacífico Central Ecuatorial.

A decir de los investigadores de este centro, la intensidad de este Niño se debe a un incremento en la temperatura de entre dos y tres grados centígrados, cuando el promedio es de uno.

Se detalló que por este fenómeno se modificaron los patrones de tiempo normal casi en todas partes de la atmósfera, es decir, se movió el sistema de baja presión hacia el Ecuador, generando lluvias, bajas temperaturas y vientos intensos, propios de la naturaleza de una tormenta invernal también de intensidad.

Cabe recordar que, como explicaron los expertos, un frente frío se genera cuando chocan dos masas de aire, uno tropical y otro polar, que avanzan desde el noroeste del continente Asiático.

Cargando