9 cosas que son más sucias que un baño

¿Alguna vez te has puesto a pensar la cantidad de veces que manipulas estos objetos sin saber lo sucios que estaban?

Las almohadas

No basta con lavar las fundas, las almohadas también se deben lavar. Esto se debe a que en ellas puede haber acumulación de piel muerta, hongos y ácaros, los cuales pueden causar enfermedades. Es recomendable que cambies y que las laves periódicamente.

Las llaves

Aunque no lo creas, las llaves son más sucias que la tapa de un baño. Esto se debe a la cantidad de veces que las manipulas sin haberte lavado las manos. Es por eso que también deberías limpiarlas regularmente.

Tu teléfono

¿Alguna vez te has puesto dónde pones tu teléfono y la cantidad de veces que lo has agarrado con las manos sucias? En un momento estás agarrando el tubo del transporte público y en otro te pones a checar tus notificaciones de Facebook, y si a eso le sumamos los gérmenes que expulsas de la boca cuando haces una llamada, la cubierta de tu Smartphone se convierte en una superficie bastante sucia. ¿La recomendación? ¡Desinfectarlo!

El control remoto

Otro objeto que manipulas a diario y que colocas en varias superficies sucias. La Universidad de Arizona reveló en un estudio que el control remoto de la televisión tiene más bacterias que una habitación de hospital.

El teclado y el mouse de tu computadora

Al igual que otros objetos que ya hemos mencionado, el teclado y el mouse son constantemente manipulados, por lo que es necesario que los limpies. La recomendación es hacerlo cada dos o tres meses. Ojo: entre las teclas y los botones también se acumulan gérmenes.

La esponja con la que lavas los trastes

Sí. Aunque no lo creas, la esponja con la que limpias tus trastes está llena de gérmenes, bacterias y otras cosas desagradables. Por más contacto que tenga con el jabón, es importante que las desinfectes, ya sea en agua hirviendo o con cloro.

Los hielos

Científicos analizaron los hielos disponibles al público en varios restaurantes de comida rápida, y encontraron que estos tienen 70% más bacterias que el agua del baño. Esto se debe a dos cosas: la manipulación, y la falta de limpieza que tienen con los contenedores.

Los apagadores y las perillas

Estos objetos deben ser limpiados con esmero. Si se te complica mucho la limpieza, puedes usar desinfectante en spray (no lo apliques directamente, usa alguna tela). Si vives con alguien que constantemente se enferma, estos objetos pueden estar detrás de ello.

Las escobas

Otro instrumento que usamos para limpiar y que no está tan limpio. Las escobas las usamos para colectar y echar lejos la tierra y el polvo, sin embargo, este también se acumula entre sus cerdas, y cuando menos te lo imaginas, están tan llenas de suciedad que lejos de limpiar terminas llenándolo todo de esa basura. Para limpiarlas puedes usar agua caliente con jabón, o con una aspiradora que te ayude a retirar lo sucio.

Los cepillos de dientes

Según investigadores de la Universidad inglesa de Manchester, en este utensilio puede haber más de 100 millones de bacterias. Las cerdas de los cepillos de dientes son sitios ideales para la proliferación de bacterias cuando no se limpian de forma adecuada. Para limpiarlos, puedes usar bicarbonato de sodio, y luego lavar con abundante agua fría y secar muy bien. También evita usar tapas, ya que esto contribuye a la proliferación de bacterias. La recomendación es que los cambies cada 3 o 4 meses.

Cargando