¿Qué es lo tu guardaropa dice de ti?

Álvaro Gordoa, experto en imagen, te asesora para cambiar tus outfits

Una hábito que deberías de tener es cambiar tu guardaropa al menos una vez al año, esto para contar con prendas que sean funcionales, además de evitar acumular ropa que no utilizas.

Una de las primeras acciones que debes realizar es sacar todo, ventilarlo y limpiarlo a profundidad. Una buena opción es colocar productos que absorben olores y humedad en el fondo de tu armario y en los cajones.

Estas son algunas ideas para renovarlo:

*Cambia los ganchos, no uses los de tintorería que son de metal.
*Elimina todas las prendas que no hayas usado en el último año, nunca más te las pondrás.
*Si vas a guardar prendas por nostalgia guárdalas en un lugar aparte. Puedes tenerlas en cajas.
*Asigna un lugar apropiado a tus pendas más ostentosas como abrigos o gabardinas.

Revisa cuál de la ropa que usas frecuentemente está en buen estado, esto incluye la ropa interior y los zapatos, en caso de las mujeres también incluyen bolsas y carteras.

Después de terminar el proceso piensa en qué ropa es la que necesitas realmente, debes tomar en cuenta el mensaje que quieres enviar y la funcionalidad que tendrá cada prenda.

Recuerda que la manera en la que te vistes habla mucho de tus emociones y tu personalidad.

Procura acomodar tus prendas por tipos, usos, colores y texturas. Empieza por el orden en el que comúnmente te vistes.

Coloca en estuches especiales tus accesorios de manera que sean fáciles de encontrar y seleccionar.

Por último, una opción para estar preparada es seleccionar tu outfit la noche anterior junto a los accesorios que utilizarás, esto te dará la confianza de haberlo escogido con tiempo y evitarás las prisas por la mañana.

Cargando