Iguala no puede quedar marcado por caso Ayotzinapa: EPN

En la celebración del 195 Aniversario del Día de la Bandera, el presidente Peña Nieto señaló que este municipio "no puede quedar marcado por estos trágicos acontecimientos".

El presidente Enrique Peña Nieto acudió ayer miércoles a Iguala, Guerrero, justo a unos cuantos días de cumplirse un año y cinco meses de los hechos de violencia y desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Pero no fue a dialogar con los padres de los jóvenes, como se lo han solicitado varias veces, sino a la celebración del 195 Aniversario del Día de la Bandera. Sin embargo, el Presidente dedicó aproximadamente un minuto de su discurso al delicado tema de los estudiantes desaparecidos.

De hecho, consideró que Iguala, Guerrero, cuna de la bandera nacional, no debe quedar marcado por esa tragedia, sino por la calidez y fortaleza de su población.

“Iguala es un municipio emblemático en nuestra historia nacional, no puede quedar marcado por estos trágicos acontecimientos, su gente merece ser conocida por sus fortalezas, por su calidez y su firme carácter para alcanzar logros en favor de su comunidad”.

Peña Nieto señaló dijo que a lo largo de la historia los mexicanos hemos constatado que la mejor ruta hacia el futuro es el camino de la ley y las instituciones.

Destacó que su gobierno busca hacer justicia en el caso de los normalistas desaparecidos, por ello se realiza una investigación profunda, incluso con la colaboración de instancias internacionales como el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH.

“Los lamentables hechos ocurrido aquí en Iguala, en septiembre de 2014, evidenciaron la necesidad de seguir avanzando por esa ruta. Desde entonces, durante un año y cinco meses, el Estado mexicano ha desplegado un amplio esfuerzo institucional para procurar justicia a partir de una investigación profunda, trasparente y abierta, contando incluso, con la colaboración de diversas instancias internacionales”.

Acompañado del gobernador de Guerrero, representantes de los Poderes Legislativo y Judicial e integrantes de su gabinete, Peña Nieto habló así, en el estadio de futbol, “General Ambrosio Figueroa” ante habitantes de Iguala y elementos de las fuerzas armadas.

Sobre el mismo tema de la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa, el gobernador Héctor Astudillo habló brevemente.

“No podemos ignorar la profunda herida que significa para los mexicanos, y especialmente para los guerrerenses, la tragedia de Iguala. Por la gente inocente que perdió la vida o que resultó herida, y por la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. En tanto no se esclarezcan los hechos a profundidad y se someta a la ley a todos los responsables, esta herida seguramente no habrá de sanar”.

Y quien hizo referencia también, aunque de manera indirecta, a este asunto de los muchachos desparecidos el 24 y 25 de septiembre del 2014, fue el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth.

Dijo que lo ocurrido en Iguala evidenció la fragilidad de nuestra convivencia pacífica donde los criminales, a través del miedo suplen, con su alternativa violenta las oportunidades que necesitan los jóvenes.

El senador panista sostuvo que a los delincuentes no se les vence con acusaciones mutuas entre autoridades o con la politiquería de quienes buscan capitalizar el enojo social, sino devolviendo la confianza en las instituciones de seguridad y justicia.

Cargando