¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El avión presidencial y presupuesto en Veracruz, entre las irregularidades de la Cuenta Pública 2014

En el caso de Veracruz son más de 50 las auditorías practicadas a la Cuenta Pública 2014 del gobierno de Javier Duarte, cuyo resultado más relevante es el presunto daño patrimonial por 10 mil 518 millones de pesos

Dentro de los mil 659 informes individuales que la Auditoria Superior de la Federación entregó ante la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados se mostraron deficiencias como información poco clara sobre pasivos y gastos en la administración pública federal: adquisiciones, contrataciones o inversiones además de subejercicios en particular en el gasto federalizado o bien, los recursos que se otorgan a los estados. Asi lo dijo a los legisladores su titular, Juan Manuel Portal.

“Se sigue observando la existencia de una serie de malas prácticas administrativas y financieras que se han constituido en barreras y obstáculos para el flujo oportuno de los recursos, desde la Hacienda pública federal hasta los organismos, entes y dependencias que efectúan el gasto. La falta de oportunidad en la disposición de recursos, a resultas de este tipo de intervenciones, produce efectos negativos en distintos niveles: (1) genera un retraso en las actividades derivadas del ejercicio presupuestal, y (2) abre la posibilidad de que un gobierno local, indebidamente, utilice recursos etiquetados con el objetivo de cubrir faltantes presupuestales o salir al paso de necesidades coyunturales o presiones externas”.

Los cinco estados con mayores observaciones con impacto económico pendientes de resolver son Veracruz, Michoacán, Jalisco, Estado de México y Guerrero. En el caso de Veracruz son más de 50 las auditorías practicadas a la Cuenta Pública 2014 del gobierno de Javier Duarte, cuyo resultado más relevante es el presunto daño patrimonial por 10 mil 518 millones de pesos.

Una de las observaciones más fuertes es al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, aportado a la Secretaría de Salud del Gobierno de Veracruz. En la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Auditoría reclamó aclarar más de 300 millones de pesos de dinero no ejercido, el cual no aparece en cuentas ni en pago a proveedores. Así como la devolución de al menos 721.9 millones de pesos producto de presuntas irregularidades en el manejo de fondos federales para obras en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014.

Entre las supuestas irregularidades, el ente fiscalizador reclamó que, con recursos de los Juegos, el Gobierno estatal que encabeza el priista Javier Duarte gastó 39.8 millones de pesos en remodelaciones al World Trade Center que no correspondieron con la infraestructura deportiva.

En Guerrero se marcó gran deficiencia en los centros penitenciarios donde se marca que están en una “situación crítica de hacinamiento”. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó que según la estadística básica de los Centros Penitenciarios proporcionada por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social al 13 de abril de 2015, en Guerrero hay 15 penales que tienen capacidad para 3 mil 620 reos sin embargo se encontraban presentes 5 mil 692, lo que significa que había 2 mil 72 presos más de la capacidad.

Con ello Guerrero quedó en el grupo de 14 estados en los que existe una situación crítica de hacinamiento junto a Nuevo León en el que hay un 23 por ciento de sobrepoblación.

El informe de la Auditoria también marcó importantes faltas en las secretarías; en la de Educación Pública (SEP), por ejemplo, se hallaron deficiencias en el programa de la entrega de tabletas electrónicas donde la SEP adquirió desde 2013 tabletas electrónicas defectuosas para niños de primaria, además de que la dependencia tuvo que hacer un gasto adicional por no considerar sus actualizaciones.

En el informe mencionó que dos de cada 10 dispositivos (22%) presentaron un defecto de “hundimiento del puerto de carga”, el cual no está cubierto dentro de la garantía del producto, y cuya reparación cuesta en promedio 1,500 pesos, casi 80% del valor de la tableta, que es de 1,800. Este monto debe ser cubierto por los padres de familia.

También que un total de 709 mil 824 unidades fueron adquiridas para el ciclo escolar 2014-2015, con la intención de ser entregadas a alumnos de quinto y sexto de primaria de Colima, Estado de México, Puebla, Sonora, Tabasco y el Distrito Federal.
Mientras que esta falla afecta a solo a una parte, la totalidad de las tabletas enfrenta otro problema: un método de actualización a su sistema con los contenidos educativos de los siguientes ciclos.

Para solventar esto, la SEP gastó 1.16 millones de pesos en memorias USB —a un costo de 70.64 pesos cada una—, pero la ASF detectó “que no todas las escuelas las han recibido, además de que con la actualización no se remplazan los contenidos anteriores”.

La Auditoría también detectó irregularidades en el proceso de compra del avión presidencial Boeing 787 Dreamliner y advirtió que la Secretaría de la Defensa (Sedena) no acreditó que éste haya sido la mejor opción en el mercado. Señaló que entre las anomalías, que generarán costos financieros, está la falta de refacciones a bordo equivalentes a 334 mil pesos. Respecto a los incumplimientos en la entrega del avión, que a la postre reportó un atraso de casi 17 meses, alerta sobre penalizaciones millonarias.

Refirió además que no se entregó sino hasta el 8 de octubre de 2014, es decir, 99 días naturales posteriores a la fecha pactada, lo cual constituye una penalización del 10 por ciento del monto total del contrato que asciende a un importe de 12 millones 734.9 miles de dólares, equivalente a 166 millones 503.5 miles de pesos en la citada entrega.

Cargando