Escucha ahora

Programación Deportiva


W Radio

Nacional

Conoce cuáles fueron los viajes de Juan Pablo II a México

En 26 años al frente de la iglesia católica pisó suelo mexicano en 5 ocasiones

Por Verónica CastellanosMéxico.- En sus 26 años al frente de la iglesia católica, Juan Pablo segundo fue reconocido entre muchas otras cosas, por ser el Papa que más viajes ha realizado un pontífice, de ahí que sea llamado el "Papa viajero" o el "Papa peregrino”En total fueron 105 las visitas que llevó a cabo por todo el mundo, 5 de ellas a nuestro país, a su México siempre fiel

Fue el 26 de enero de 1979 cuando besó por primera vez tierra mexicana para inaugurar los trabajos de la Tercera Reunión de La Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Puebla. Durante 6 días, miles, millones de personas se volcaron en las calles para ver a Juan Pablo Segundo en diversas ciudades del país. Se reunió tanto con el entonces presidente José López Portillo como con campesinos, niños, intelectuales y sacerdotes

El 6 de mayo de 1990, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, es cuando Karol Wojtila regresa a tierra azteca para beatificar al indio Juan Diego. Varias ciudades recibieron al Pontífice quien como siempre dirigió un mensaje de amor y esperanza. Fue en esta ocasión cuando en la Basílica de Guadalupe millones de files fueron testigos de la frase que hizo estremecer a los mexicanos

Tres años después, en agosto de 1993, Juan Pablo Segundo hace una visita relámpago a nuestro país, ahora para reunirse con grupos indígenas de América Latina en Mérida, Yucatán. Fue recibido de nuevo por el presidente Carlos Salinas y por primera vez un mandatario mexicano se dirigió hacia la cabeza de la iglesia católica como Su Santidad, señal hacia el inminente restablecimiento de la relación diplomática entre nuestro país y la iglesia

En su cuarto viaje, en enero de 1999, el entonces presidente Ernesto Zedillo invitó al pontífice, por primera vez, en su calidad de Jefe de Estado. La visita de 4 días fue recordada por su inolvidable presencia en el Estado Azteca, pero sobre todo por la proclamación que hiciera en el Cerro de Tepeyac a su virgen morena para elevarla como la reina de toda América

Ya con su salud totalmente mermada, el 31 de julio de 2002, el también llamado Papa mexicano vino a despedirse de México. Ofició la ceremonia de canonización del indio Juan Diego para ungirlo como el primer indígena elevado a los altares y el número 464 en su pontificado. En esta ocasión, por primera vez en la historia de México, un presidente de la república, Vicente Fox, se declaró católico y besó el anillo pastoral del Papa a su arribo a la terminal aérea capitalina

Juan Pablo Segundo, amado, admirado, idolatrado hasta el último momento, dio así su "último adiós" a su México querido