Escucha ahora

El Weso


Enrique Hernández Alcázar

Nacional

Diez de cada100 mujeres padecen anorexia en México

La edad promedio de inicio es a los 17 años

Por Verónica Rangel México.- De cada 100 mujeres en México, diez padecen anorexia y cinco de ellas mueren, mientras el resto sufre las consecuencias de la enfermedad durante toda su vida, informó Azucena Reyes Hernández, especialista del “Hospital Adolfo López Mateos” del ISSSTE, e integrante del “Grupo Comedores Compulsivos”

Al dictar la conferencia “Trastornos Alimenticios… un suicidio doloroso”, durante la Expo-Mujer que organizó la Escuela Superior de Cómputo del Instituto Politécnico Nacional, advirtió que la anorexia y la bulimia se han convertido en un problema de salud pública; su incidencia registra cifras muy altas y actualmente los hombres también sufren ambos padecimientos

Con base en cifras difundidas por el sector salud, cada año se registran 20 mil casos de anorexia y bulimia, y la edad promedio de inicio de estos padecimientos es a los 17 años, aunque algunos datos revelan edades de 14 a 18 años. Citan que el 95 por ciento de los pacientes que padecen anorexia y bulimia son mujeres, mientras que el otro cinco por ciento son hombres

Durante su exposición, Azucena Reyes Hernández, especialista del “Hospital Adolfo López Mateos” del ISSSTE, e integrante del “Grupo Comedores Compulsivos”, indicó que en su mayoría son jóvenes los que padecen la anorexia, principalmente mujeres solas, inestables, frágiles y débiles emocionalmente. Recordó que la anorexia se presenta en mujeres que no están contentas con su figura. “Se miran al espejo y éste les refleja una imagen gorda, aun cuando estén en los huesos, y prácticamente se dejan morir de hambre” Al referirse a la bulimia, Reyes Hernández manifestó que ésta es una enfermedad que tiene que ver con “los atracones de comida”, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad que termina en vómito

En cuanto a “los comedores compulsivos”, explicó que son aquellos que pretenden olvidar sus problemas o suplir la carencia de afecto con el consumo de alimentos sin límite y durante todo el tiempo.