Cd. Juárez: católicos y evangélicos unidos por la paz

La diócesis católica de la ciudad fronteriza concretó el encuentro con la Iglesia Evangélica "ante la violencia tan elevada" que padece

México.- Sacerdotes católicos y pastores evangélicos se unieron hoy en oración "para que regrese la paz" a la diócesis de Ciudad Juárez, luego de que cinco hombres fueron asesinados la noche del domingo "al estilo de las mafias" del narcotráfico

La diócesis católica concretó el encuentro con la Iglesia Evangélica "ante la violencia tan elevada" que padece Juárez, frontera de México con Estados Unidos, dijo el vicario general de esa diócesis, René Blanco Vega

Desde 2008 el combate al narcotráfico provocó en esa ciudad fronteriza al menos 4.500 asesinatos "y otros delitos de alto impacto que antes no se vivían aquí, como los secuestros y las extorsiones", dijo el vicario

Phil Jordan, ex jefe de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) y del centro de inteligencia en El Paso, Texas, declaró a la prensa local que con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), en enero de 1994, "se disparó la cantidad de estupefacientes traficada de México hacia Estados Unidos"

"Nunca en mi vida pensé que después de 40 años de estar peleando este vicio, las cosas iban a estar peor que antes", afirmó el ex jefe de la DEA, y recordó que en 1993 "documentamos que los padrinos de Colombia y México estaban diciendo que ya mero llegaba el día en que entrara el TLCAN (NAFTA en Estados Unidos, porque les iba a dar más poder para pasar la droga". Phil Jordan sostuvo que "está documentado que en tiempos del colombiano Pablo Escobar y el mexicano Amado Carrillo, se hablaban por teléfono los narcotraficantes, ansiosos de la entrada del NAFTA"

Jordan participó en la investigación del asesinato de Enrique Camarena, ex agente de la DEA muerto en 1985 en Guadalajara, Jalisco

Analistas locales sostienen que desde que el gobierno federal lanzó su llamada guerra contra las drogas el número de asesinatos aumentó en forma exponencial en Ciudad Juárez. La violencia y la inseguridad en esa localidad provocó la pérdida de al menos 100.000 empleos en el último año, porque hizo que 30% de las empresas cerraran sus puertas y están abandonadas 116.000 viviendas, 25% del total. (ANSA).

Cargando