Se agudiza la falta de arena en Cancún

El paso del huracán Wilma, en octubre de 2005, evidenció dicha problemática

Por Arely SánchezMéxico.- El paso del poderoso huracán Wilma, que en octubre de 2005 azotó con toda su fuerza la zona hotelera de Cancún, evidenció la problemática que rápidamente se agudizaba en el destino turístico más importante del país: la erosión de sus playas

Definitivamente la furia de Wilma fue uno de los fenómenos que más arena alejó de las costas de Cancún y la Riviera Maya, pero ya desde años antes el recurso natural más preciado del Caribe se estaba desmoronando

Desde 2003, por orden del programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente, científicos cubanos hicieron un minucioso "diagnóstico de los procesos de erosión en las playas arenosas del caribe". Ahí se descubrió que el desarrollo hotelero en Cancún fue la principal causa de la disminución de arena, pues no hubo un adecuado plan de ordenamiento ambiental

No obstante, los investigadores cubanos aseguraron que la acelerada erosión de las playas del Caribe también se debe a la elevación del nivel del mar, la intensificación de las tormentas tropicales, el déficit en la producción natural de arenas y ajustes tectónicos de la corteza terrestre

Los expertos coincidieron en que, hasta antes de que se llegaran los desarrollos turísticos a Cancún, la arena arrasada fuera de la playa durante los huracanes resultaba compensada por el ingreso de nuevo material aportado por los restos esqueléticos de organismos marinos, pero ahora con la sustitución de las dunas por las instalaciones turísticas y con los efectos del cambio climático global, hay menos producción de arena y por eso la zona se está quedando sin ella

Aun así, tres meses después del paso de Wilma, cuando los hoteles del Caribe mexicano lucían vacíos y cientos de piedras emergieron en la playa, el gobierno de México, a través de la empresa holandesa Jan de Nul, inició la reposición de playas en la zona hotelera de Cancún. En ese entonces la obra costó a la federación 257 millones de pesos

Las playas repuestas no duraron ni tres años. Tal es así que desde fines de 2008 los empresarios e inversionistas del Caribe mexicano hicieron un nuevo llamado para volver a inyectar arena pero ya no sólo en Cancún, sino en la Riviera Maya, Isla Mujeres y hasta Cozumel

Este 2009 la Secretaría de Turismo federal lanzó la licitación para una nueva reposición de playas en todos los destinos del Caribe. La ganó la empresa mexicana de Dragados. Esta vez se trata de reponer 16.8 kilómetros de playas de Cancún, Playa del Carmen y Cozumel. Para ello se necesitará extraer y bombear más de 6.1 millones de metros cúbicos de material arenoso que deberá extraerse de los bancos de arena conocidos como la Ollita en Isla Mujeres y banco norte de la isla de Cozumel. La inversión es cercana a los mil millones de pesos. Cuatro veces mayor a la que se hizo en 2005. La mitad de dicha cantidad la dará el gobierno federal, el resto la proporcionará el gobierno de quintana roo y los hoteleros y empresarios de los destinos turísticos, a través de un pago mayor de impuestos

A pesar de que diversos grupos ambientalistas se han opuesto a la extracción de arena del banco norte de Cozumel, el secretario de turismo federal, Rodolfo Elizondo, asegura que no habrá marcha atrás en el proyecto que busca reponer las playas en los próximos tres meses, argumentando que está en juego el futuro de la principal joya del turismo del país: Cancún

“No hay modificación porque sólo atenderemos los resultados de estudios que se han hecho a través de autoridades ambientales del país, si estuviéramos infringiendo la ley los primeros que tendrían que intervenir sería la Semarnat o la Profepa. Está totalmente claro que seguiremos el proyecto adelante”, indicó

Mañana, hablaremos sobre las denuncias de los grupos ecologistas con respecto a los daños que se han ocasionado en los ecosistemas de Cancún no sólo por la extracción de arena, sino por la destrucción de los manglares y la contaminación de sus aguas

 

Cargando