Ovaciona público a Ana Gabriel en concierto en el Auditorio Nacional

Sin embargo, no todo fue alegría y romanticismo, pues durante su presentación, la melancolía y el enojo se hicieron presentes cuando la intérprete

México, noviembre 07, 2008.- La cantante mexicana Ana Gabriel fue ovacionada de pie, en el primero de sus dos conciertos programados en el Auditorio Nacional, donde la víspera hizo un recorrido musical por sus 36 años de trayectoria. Sin embargo, no todo fue alegría y romanticismo, pues durante su presentación, la melancolía y el enojo se hicieron presentes cuando la intérprete pidió al público un minuto de silencio en memoria de los fallecidos por el accidente aéreo ocurrido en días pasados en la capital, así como durante el tema que cantó a su hermana, quien murió hace unos años. Ni el caos vial que se vivió en la Ciudad México, la víspera, impidió que el público se diera cita para escuchar una de las voces mexicanas más reconocidas, por lo que el recinto de Reforma lució al 90 por ciento de su capacidad. A las 21:00 horas se apagaron las luces y los primeros acordes musicales comenzaron a escucharse, la cantante salió al escenario ataviado con un pantalón blanco y una blusa tipo chalina transparente con brillos y toques azules, para interpretar "Aquí estoy", ante la ovación de los presentes, a manera de bienvenida. Ana Gabriel inició su actuación con temas como "Mar y arena / Ay amor", "Evidencias" y "Lo sé", éste último con el que se detuvo un momento para pedir una disculpa por el retraso en el concierto. "Pido una disculpa por haber empezado a esta hora pero dábamos tiempo a que llegaran los demás, porque respeto mi trabajo y a ustedes. Hemos intentado hacer de la mejor manera este show para que se lleven un buen sabor de boca", manifestó. "Obviamente el corazón no está del todo feliz por lo que vivimos los mexicanos, hemos cometido muchos errores en el camino pero somos una raza que trabaja y defiende lo suyo", agregó la cantante, para luego dar paso a canciones como "Sólo pedir perdón", "Destino" y "Cosas del amor" a dueto con su corista Dulce María. El contacto con su público fue constante, la plática se prolongó cuando reiteró su indignación ante sucesos como el del pasado 4 de noviembre, por el que hasta el momento han muerto 14 personas, incluyendo al secretario de Gobernación, y pidió "un minuto de silencio para los que murieron y no han sido recordados". En silencio, Ana Gabriel cerró los ojos, acto en el que fue apoyada por su público, para después ofrecer un gran aplauso e interpretar "México lindo y querido", "Cielito lindo", "Mi talismán", "No entiendo", "Sin problemas", "Paz en este amor", "Vete ya", "La mirada" y "Hasta que te conocí". Luego, del sentimiento de enojo pasó al de melancolía, cuando recordó con el tema "Cuanto te extraño" a su hermana Martha, quien murió años atrás y que sin duda, dijo, ha sido uno de los momentos más difíciles de su vida. "Yo estaba trabajando en mi disco, ella murió a mitad de la grabación y lo terminé, pero sin duda esta canción me trae recuerdos muy duros porque es difícil arrancarme del alma este sentimiento, nunca he podido terminar de cantarla pero espero que donde este mi hermana al lado de mi padre, aplaudan desde allá. Esta canción es para ella", y así entre lágrimas interpretó el tema. Posteriormente, entre pláticas, chistes y cambio de vestuario, Ana Gabriel prosiguió con letras como "No te hago falta", "Algo", "Tú lo decidiste", "La reina" y "Es demasiado tarde", ésta última una de las más coreadas de la noche. La recta final estaba por llegar, pero lo ánimos seguían arriba y más aún cuando cantó "El cigarrillo", "Simplemente amigos", "Quién como tú" y "Luna", este último que se convirtió en el tema más esperado y ovacionado del concierto. La primera despedida llegó y la cantante agradeció por estar con ella en este momento importante, que se dio luego de seis años de no pisar el Auditorio Nacional; y concluyó con las canciones "Hice bien quererte" y "Pecado original", con la que dijo adiós. Sin embargo, a pesar de casi tres horas de concierto, el público quería más y la cantante los complació con "No tengo dinero", "La bamba" y "En la oscuridad", tras los que ahora sí se despidió de un emotivo público que le demostró ser fiel, que se entregó a ella en todo momento y agradeció con una fuerte ovación este recorrido al pasado e invitó a los presentes a regresar al siguiente día, este viernes, a su segundo concierto en el Auditorio Nacional. Con información de Notimex

Cargando