Reconstrucción por "Wilma" sin endeudamiento, promete Fox

El presidente Vicente Fox señaló que para la reconstrucción de las zonas devastadas por el huracán "Wilma" no será necesario el endeudamiento externo y generar cambios estructurales en el presupuesto de 2006.

San Juan del Río, Querétaro, 26 de octubre, 2005.- El presidente Vicente Fox señaló que para la reconstrucción de las zonas devastadas por el huracán "Wilma" no será necesario el endeudamiento externo y generar cambios estructurales en el presupuesto de 2006.

Al poner en marcha, el cuarto Encuentro Nacional de Microfinanzas en esa ciudad, el presidente Fox indicó que sólo se buscará recuperar recursos del Fonden.

Subrayó que la rehabilitación de la infraestructura destruida por el meteoro será una misión colectiva en la que participarán los tres niveles de gobierno, la iniciativa privada, la sociedad y a ello se ha sumado el esfuerzo de los banqueros.

Esto, dijo, permitirá a Quintana Roo y a Yucatán ponerse de pie muy pronto como ya lo han hecho los estados de Puebla, Chiapas, Hidalgo y Oaxaca, donde la solidaridad fue esencial para la recuperación.

En el caso de Quintana Roo, aseguró que ya hay orden y coordinación en los trabajos de normalización de la vida cotidiana pero advirtió que el impacto económico será muy grave sino se reactiva la actividad económica en breve.

Ante microempresarios de Querétaro y Guanajuato reveló que el país pierde mil millones de pesos diarios por la derrama que deja de producirse con la presencia del turismo internacional en Cancún.

De ahí la importancia, indicó, de que se restablezca pronto esa actividad, pues de lo contrario el costo podría superar los activos perdidos por el huracán.

Fox Quesada señaló que la meta de su administración es que para diciembre próximo 80 por ciento de la capacidad turística de la entidad ya haya reiniciado sus operaciones, pero insistió en que eso se logrará sólo con el esfuerzo y el trabajo comprometido de todos.

Señaló que el gobierno de la República trabaja hoy con la responsabilidad de generar estabilidad económica y financiera, lo que ha permitido contar con los recursos suficientes para apoyar los trabajos de reconstrucción por los fenómenos naturales.

El titular del Ejecutivo federal subrayó que "nunca más crisis económicas ni devaluaciones. Nunca más quebrantos públicos ni corrupción. Más vale paso que dure y no trote que canse".

Cargando