Barcelona reacciona y pide mano dura contra racismo

Joan Laporta, presidente del Barcelona, reaccionó hoy para reprobar los insultos racistas recibidos por el delantero camerunés Samuel Eto'o en Getafe y pidió a la Comisión Antiviolencia y demás autoridades que actúen para detener este tipo de sucesos.

Barcelona, España.- Joan Laporta, presidente del Barcelona, reaccionó hoy para reprobar los insultos racistas recibidos por el delantero camerunés Samuel Eto'o en Getafe y pidió a la Comisión Antiviolencia y demás autoridades que actúen para detener este tipo de sucesos.

"Quienes tienen que actuar en estas situaciones son los Comités Antiviolencia y las autoridades que tienen competencia sobre estas cuestiones, y confiamos en que así lo hagan", dijo hoy el mandatario azulgrana.

El Barcelona jugó el sábado un partido muy "caliente" en la localidad madrileña de Getafe, donde venció por 2-1, y cada intervención del delantero camerunés Eto'o se vio acompañada por fuertes abucheos imitando el sonido de los monos.

"No hacemos responsable de esto a la directiva del Getafe, ni mucho menos, porque estoy convencido de que los propios representantes de este club sienten vergenza al ver actitudes como ésta", añadió Laporta.

Este tipo de comportamientos están proliferando en el fútbol español en los últimos días, un brote que surgió el 16 de noviembre, durante el encuentro amistoso sub 21 disputado en Alcalá de Henares, en Madrid, entre Inglaterra y España.

Al día siguiente, esta actitud se amplificó durante el encuentro entre las categorías superiores de ambas selecciones. La FIFA abrió una investigación para esclarecer todos estos sucesos.

Aquellos actos fueron la continuación de una polémica nacida semanas antes, cuando el seleccionador español, Luis Aragones, se dirigió al internacional José Antonio Reyes durante un entrenamiento de esta manera: "Dígale al negro de mierda que usted es mejor que él", en alusión a Thierry Henry, compañero de Reyes en el Arsenal.

Aquel suceso tuvo una gran repercusión en los medios de comunicación ingleses, que acusaron a Aragonés de "racista", y el impacto se trasladó a todo el mundo.

No se sabe si lo que está sucediendo ahora en los estadios españoles forma parte de una desagradable "moda" pasajera o si en España existe un "caldo de cultivo" para que este brote se extienda, pero lo cierto es que ahora se escuchan gritos racistas en ciertos campos españoles como hace tiempo no sucedía.

"En el Barcelona estamos posicionados totalmente en contra de los comportamientos violentos y las actitudes racistas. Nuestro posicionamiento es muy firme y muy claro, y continuaremos en esta línea", declaró Laporta, quien vive amenazado por los "Boixos Nois", el grupo de hinchas radicales barcelonistas, con los que mantiene una disputa duradera.

Cargando