CON MARTHA DEBAYLE

¿Estás deprimido o aburrido?

Para todos aquellos que andan "bajoneados" en estos días, Tere Díaz aclara si es aburrimiento o depresión

Hablamos con Tere Díaz, psicoterapeuta, especialista en desarrollo personal y terapia de pareja, sobre el aburrimiento o depresión que podríamos atravesar durante esta cuerentena.

Al aburrimiento lo podemos describir como tedio, letargo, desgano, falta de entusiasmo o de proyectos, hastío; como el paso del tiempo lento y sin sentido.

- Estado emocional de insatisfacción, la persona percibe la existencia como insulsa, vacía y sin sentido; falta la sensación de placer natural: el gozo y las experiencias gratificantes propias de la vida se detienen.

- Producto de la modernidad y su bienestar; producto de una “hiperconciencia”, nunca satisfecha: un tedio ontológico.

Ante una situación nueva e interesante, el cerebro libera dopamina, el neurotransmisor relacionado con la sensación de bienestar y la intensidad de las recompensas. Personas con niveles naturalmente más bajos de dopamina requieren de una mayor cantidad de novedades para estimular el cerebro y así obtener recompensas.

El aburrimiento ocasional es la incapacidad de saber disfrutar del ocio, en una sociedad donde la actividad está sobrevaluada y el ocio no produce ningún rédito. Saber disfrutar del ocio es positivo: el que se aburre y no puede canalizar adecuadamente su energía en algo que sea de su interés con fines recreativos, el tiempo de ocio produce un efecto negativo que puede provocarle angustia.

En la mayoría de los casos, el aburrimiento es un estado transitorio por lo que se asume como una experiencia levemente desagradable e irritante

Tipos de aburrimiento.

1) Por diferencia: nada te interesa a tu alrededor. Nada te importa, sientes apatía, incluso tiendes a quedarte dormido.

2) Por desmotivación: tareas aburridas y repetitivas.

3) Reactivo: obsesión con las cosas que te gustaría hacer que puedes reaccionar agresivamente sin motivo aparente. Es una de las formas más angustiantes del aburrimiento.

4) De búsqueda: la sensación de que deberías estar haciendo otra cosa.

Aburrimiento positivo.

1) Fomenta la inspiración y la creatividad: buscar alternativas originales.

2) Impulsa la reflexión: revaluación de la vida y sus objetivos.

3) Brinda “descanso” al cerebro: desconexión de lo rutinario y activación de la“red neuronal por defecto” que usamos cuando soñamos despiertos, planeamos otros escenarios posibles o pensamos en nuevas soluciones.

4) Impulsa el aprendizaje: introducción de nueva información que genere diferencias de percepción, creencias, pensamiento, sentimiento y acción.

5) Puede ser precursor del humor.

Aburrimiento crónico: un estado emocional de insatisfacción con incapacidad de encontrar motivación para implicarse en alguna actividad. La persona empieza a percibir su existencia como vacía, carente de sentido e insulsa. Puede conducir a otros problemas más graves, como la depresión y la ansiedad.

Síntomas del aburrimiento crónico (o Boreout)

- Hastío como emoción predominante.

- Dificultad de concentración en actividades cotidianas. Sensación de tener “la mente en otra parte” mientras trabajas, estudias o platicas con alguien.

- Percepción de que el tiempo pasa con extrema lentitud.

- Convicción de que el entorno carece de estímulos interesantes, como si lo gratificante de la vida se hubiera puesto en pausa. Todo se experimenta monótono.

- Falta de interés por la mayoría de las actividades, incluso por las que antes reportaban satisfacción y significado.

- Falta de motivación para emprender nuevos proyectos o actividades con la sensación de que fueran una tarea colosal o una misión imposible.

- Sensación de vacío interior unida a una gran insatisfacción con la existencia. Experiencia de estar atrapado en una vida sin sentido.

Causas del aburrimiento crónico

- Ciertas exigencias de la vida social y el cumplimiento de ciertos roles. Obligación de involucrarnos en actividades que no nos agradan, ya sea porque tienen un elevado componente repetitivo o porque no representan un desafío.

- Pérdida de interés por actividades que antes eran significativas.

- Sobrecarga sensorial con las fuentes de entretenimiento externas. El extremo de endorfina: para tener el mismo placer - dosis mayor de estímulos y/o riesgo.

- La cultura del confort adormece la consciencia y dificulta gestionar los estados de ánimo y sentimientos.

- Diferencias individuales. Los “buscadores de sensaciones”

- La capacidad para concentrarse: quienes tienen ADD son más vulnerables. Si consideran que la tarea que requiere mucha atención la catalogan aburrida o tediosa y pasan de ella.

- Una vida no actualizada. Actividad profesional poco satisfactoria, la falta de proyectos de cara al futuro. También los cambios en la vida familiar o social.

- Una vida pobre: tener pocas aficiones.

- La abundancia que genera la falta de necesidad, incentivos, retos, de compromisos. No hay tensión que genera creatividad y acción.

- Escepticismo radical: si nada importa que interés puede haber por los demás.

- Consumo de alcohol y drogas, comportamientos de riesgo y la ludopatía llevan a una experiencia que nada es divertido, ni interesante, ni motivador.

- Exceso de expectativas sobre diversión y estimulación. en el trabajo, en la maternidad, en un noviazgo.

Consecuencias del aburrimiento crónico.

Puede derivar en:

- Depresión y crisis existencial.

- O bien un estado de alta excitación, el cual genera inquietud y ansiedad, que pueden terminar convirtiéndose en trastornos de alimentación u adicciones.

Tips para el aburrimiento crónico

1. Autoconocimiento para descubrir lo que realmente te motiva o te perturba.

2. Mejoraa tu autogestión emocional para identificar el mensaje de tus sentimientos y manejarlos mejor.¿Estás molesto, ansioso, temeroso o triste?

3. Reencontrar la pasión y motivación para emprender nuevos proyectos o volver a disfrutar lo que antes generaba satisfacción.

4.  Activar recursos internos para crear el entorno estimulante que requieres.

5. Desacelera paulatinamente la sobreestimulación: a mayor estimulación más “craving”. Genera periodos de tiempo alejados de la constante estimulación.

6. Contruye distracciones intermitentes acotadas. Mientras conduces recuerda algo que te estimulaba en la niñez o piensa qué harñas en tus vacaciones .

7. También sirve potenciar el aburrimiento en lugar de evitarlo para disiparlo.

8. Practica Mindfulness. Centrarse en el aquí y el ahora (atención consciente) permite hacer conexiones profundas con uno, con los demás y participar mejor en el mundo.

9. El asesoramiento de un profesional.

Depresión

La tristeza, el aburrimiento, el vacío, en sí mismos, no son depresión y marcar la diferencia es importante. La depresión se relaciona con el aburrimiento en tanto tiene los mismos síntomas, como la tristeza, la melancolía, el pesimismo y un nivel de estrés patológico. Por eso cuando el aburrimiento se acompañe de otros síntomas, como tristeza, apatía, pensamientos negativos sobre uno mismo, el mundo o el futuro es necesaria una exploración psicológica para descartar o confirmar el diagnóstico depresivo.

La depresión severa se relaciona con el desequilibrio de sustancias químicas. No es resultado de debilidad personal por lo que no es cuestión de voluntad ni de “echarle ganas”.

Cargando